dotb.eus | Alertan de hurtos a ancianos mediante el ‘abrazo solidario’, se les ha visto en Matiena

Se les ha podido ver en Matiena intentando atracar a una mujer que le preguntaban por el centro de salud
Los grupos se mueven por comarcas, según la Ertzaintza
DURANGALDEA.- Durante el presente año, la Ertzaintza ha tramitado por el momento un total de 65 denuncias solo en Gipuzkoa por sustracciones a personas de edad avanzada por el método del “abrazo solidario”. Aunque la Ertzaintza hace referencia a Gipuzkoa, ayer una mujer pudo observar como un coche blanco intentó robar a una mujer mayor en Abadiño. Un hecho que no ha podido ser contrastado por la policía autonómica aunque señalan que “este grupo es itinerante y podrían estar en estos momentos por el Duranguesado”. Esta mujer, testigo del suceso, escribió ayer en las redes sociales señalando: “Coche blanco, acaban estar en Matiena intentando robar. Te preguntan por un sitio en concreto y cuando les estas explicando te piden que te acerques bien porque no te escuchan o bien para pedirte la mano en agradecimiento por ayudarles, y es cuando te tiran de la cadena oro o pulsera que lleves. Acaba de ocurrir en Matiena! Cuando le pidieron la mano a la señora le pegue un grito:  NO SEÑORA!! Y se fueron lanzados!”. Esta testigo también ha descrito el suceso mediante un mensaje de voz que también se ha hecho viral en pocas horas.
Las víctimas son abordadas en la vía pública, sobre todo por mujeres jóvenes que, tras solicitar algún tipo de información les muestran su agradecimiento mediante un abrazo. En ese momento, aprovechan para sustraer al descuido las joyas o las carteras. En algunas ocasiones, los asaltos se han perpetrado a bordo de vehículos. Se trata por lo general de bandas itinerantes especializadas en este tipo de delitos.
 Con el inicio del periodo estival, la Ertzaintza ha detectado un incremento de los hurtos por medio del abrazo solidario. En total, en el primer semestre del año 2.017 se han contabilizado 65 sustracciones. A estos casos habría que sumar los registrados por Policías Locales así como todos aquellos hurtos e intentos de hurto no denunciados policialmente, con lo que la cifra resultaría mucho más amplia.

El modus operandi de estos hurtos puede variar en función de la víctima y del entorno, pero generalmente el objetivo final es intentar siempre establecer un contacto físico con ella para sustraerle con habilidad cualquier tipo de joya que lleve, dinero o incluso la cartera.

Las excusas empleadas para ganarse la confianza de las personas mayores suelen ser variadas. Preguntar a la víctima por una dirección concreta, un hospital, un centro de salud, etc…, y una vez conseguida la atención y la información le dan un abrazo como agradecimiento, a fin de sustraerle las joyas o el dinero que porten. En otras ocasiones tratan de colocarla algún tipo de baratija o bisutería en el cuello o en la muñeca, aprovechando el momento del contacto para llevar a cabo el hurto. También aluden a algún parecido físico de la víctima con algún conocido e, incluso, en el caso de varones mayores, les llegan a proponer algún tipo de contacto sexual llevándoselos a un lugar un poco apartado (portal, ascensor, zonas apartadas de miradas en plazas o parques), sin que se percaten del hecho de estar siendo víctimas de un robo.

El contacto, generalmente suele ser en persona en la vía pública, aunque también puede darse el caso de ser abordado por un vehículo que pregunta cualquier tipo de cuestión, logrando así el acercamiento de la víctima y generalmente su contacto con ella.

En estos casos el vehículo suele estar conducido por un varón, viajando en la parte trasera del mismo una o dos mujeres, que son las que preguntan al o a la viandante y consiguen hurtar las joyas (pulseras, anillos y relojes).

Víctimas de edad avanzada y zonas no muy transitadas

En este sentido, cabe destacar que la totalidad de las víctimas son personas de edad avanzada que, en principio, son más vulnerables y les van a ofrecer una menor resistencia en caso de percatarse del hurto. Además, son seleccionadas por portar joyas en lugares visibles, colgantes o collares en el cuello o pulseras y relojes en muñecas.

En relación a la autoría de este tipo de hechos, están protagonizados en su mayoría por por grupos especializados en estos hurtos y de carácter itinerante que están perfectamente organizados con un evidente reparto de tareas.

La Ertzaintza quiere alertar a la ciudadanía para concienciar a las víctimas potenciales, personas mayores de 70 años, de desconfiar de este tipo de muestras efusivas de agradecimiento llevados a cabo por gente desconocida.

En este sentido, desde la Ertzaintza se recomienda a la ciudadanía en general y al sector poblacional de avanzada edad en particular, estar atentos a este tipo de hechos y tener en cuenta una serie de consejos básicos para paliar en la medida de lo posible los mismos.

– Evitar hacer ostentación visible de joyas en la vía pública, no portando objetos de valor de manera diaria y permanente.

– Evitar en la medida de lo posible hablar con desconocidos.

– Desconfiar de personas que intenten embaucar o distraer de manera repentina e

improvisada.

– Desconfiar de personas que intenten a toda costa un contacto físico (abrazos, besos, caricias) sin motivo aparente o con motivos nada claros.

– Intentar evitar el tránsito en la vía púbica en solitario, especialmente cuando se van a

realizar gestiones bancarias (ir acompañado de un familiar, una persona de confianza,

etc).

DOTB

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies