dotb.eus | Avanzan a buen ritmo las obras de la variante de Ermua que se abrirá en 2017

ERMUA.- Las obras de la futura variante de Ermua avanzan a buen ritmo y dentro de un año podrían entrar en funcionamiento. Las imágenes hechas públicas por hace unos días, muestran como los túneles de Uretamendi, que darán acceso a Areitio, van a buen ritmo. Transcurren bajo el monte Ureta pasa el citado túnel de Uretamendi, que tiene dos tubos (uno en cada sentido) de 590 m de longitud conectados mediante dos galerías transversales, y que salida en la vaguada del arroyo Beko. En ese lugar está proyectada una glorieta, en parte sobre la línea férrea existente. Desde la glorieta el trazado discurrirá a cielo abierto por la vaguada del arroyo Beko en paralelo a la autopista AP-8 hasta conectar en un futuro con la rotonda de San Lorenzo.
Con un total de 4 kilómetros y 75 metros de recorrido, incluye el nuevo enlace con la autopista AP-8 y la sustitución de las actuales cabinas de peaje.

Una vez entre en servicio en 2017, se estima que en el tramo de Beko Erreka se podrán “sacar de la carretera actual” 9.000 vehículos diarios y en Uretamendi unos 12.000 vehículos al día, “una cantidad importante”, ha destacado Garamendi.

VAIRANTEERMUA2

VARIANTEERMUA4

VARIANTERAMU3

La obra está dividida en dos tramos, cada uno con su correspondiente contrato. Así, el túnel de Uretamendi está adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las empresas Bycam, Mariezcurrena, Asfaltos Olarra y Nortunel, con un precio, impuestos incluidos, de 37.779.200 euros y un plazo de 24 meses. El tramo Beko Erreka lo tiene adjudicado a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por las empresas Sobrino, Cycasa, Viconsa, Geotunel, por 30.064.822 euros, impuestos incluidos.

La variante de Ermua comenzará en este término municipal vizcaíno, en la carretera N-634 procedente de Areitio, con la ejecución de una nueva glorieta. Cruzará hacia el sureste el monte Uretea a través de un túnel y discurrirá a cielo abierto hasta la vaguada del arroyo Beko, en Zaldibar, en paralelo a la autopista AP-8 hasta conectar con la rotonda de San Lorenzo, que forma parte de la variante de Eibar.

Con un total de 4 kilómetros y 75 metros de recorrido, incluye el nuevo enlace con la autopista AP-8 y la sustitución de las actuales cabinas de peaje.

Una vez entre en servicio en 2017, se estima que en el tramo de Beko Erreka se podrán “sacar de la carretera actual” 9.000 vehículos diarios y en Uretamendi unos 12.000 vehículos al día, “una cantidad importante”, ha destacado Garamendi.

dotb Durangaldeko Telebista

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies