dotb.eus | “Bilbocentrismo” – Columna de opiníón de Julián Ríos (Herriaren Eskubidea)

Opinión de Julián Ríos, concejal de Herriaren Eskubidea en el Ayuntamiento de Durango
Julián Rios

IRITZIA.- Bizkaia es un territorio histórico con amplias competencias en materia recaudatoria. La Diputación Foral de Bizkaia desde su departamento de hacienda y finanzas gestiona la recaudación de tributos, estos son una parte esencial y fundamental para el sostenimiento y prestación de servicios a la ciudadanía desde las instituciones locales. La figura a través del cual se hacen estas transferencias a los diferentes ayuntamientos es Udalkutxa (Fondo Foral de Financiación Municipal de Bizkaia).

Todos los municipios de Bizkaia necesitan de este fondo para financiarse y llevar a cabo las competencias municipales (en Durango supone con diferencia la mayor fuente de ingresos y más del 50% del presupuesto del ayuntamiento). Una de las grandes reclamaciones de los pueblos de Bizkaia, (salvo Bilbao) es una nueva restructuración del fondo, con un reparto más equitativo en función de la población, ya que en estos momentos Bilbao con un 30% de la población se lleva un 40% del fondo de Udalkutxa con la consiguiente reducción de recursos en el resto y en un momento de crisis como el actual además de la implementación del Decreto de Cartera de Prestaciones y Servicios del Sistema Vasco de Servicios Sociales por parte de los ayuntamientos y/o mancomunidades. A este apartado le llamaríamos el apartado uno del Bilbocentrismo.

El apartado dos del Bilbocentrismo, se puede considerar el establecer por ley que las autopistas que rodean Bilbo pasan a ser gratuitas, mientras que el resto del Territorio Histórico pagan precios injustificados para poder acceder a servicios, como por ejemplo el aeropuerto de Loiu o el hospital de Galdakao, donde las personas usuarias de nuestra comarca utilizando los mismos accesos, en este caso la AP8, tenemos que abonar 2,22€ para que se recaude 4 veces su coste cada año. Así como a dos compañeras de trabajo, que ambas trabajen en el polígono de Zamudio, a la Duranguesa le tocara rascarse el bolsillo y a la Bilbaina gratis.

Como apartado tres, recientemente hemos visto como otro síntoma de Bilbocentrismo, es decidir la zonificación del Consorcio de Transportes de Bizkaia con un compás, donde el centro, como no, es Bilbo, y a su alrededor se ha  ido configurando círculos zonales. Esto ha traído consecuencias importantes para nuestra comarca, dividiéndola por la mitad. Durango no tiene grandes industrias y muchas personas de Durango se trasladan a los pueblos colindantes a trabajar en transporte público diariamente. Por otro lado somos un pueblo de servicios, pequeña empresa, pequeño comercio e incipiente desarrollo turístico.

Estas fronteras económicas dejan a Durango aislado, hace de Durango una zona que no invite a venir y, como es el caso  del sistema que gracias a la movilización ciudadana se ha conseguido parar temporalmente, lleva a las personas de Berriz y Zaldibar hacia Gipuzkoa porque les sale mucho más barato.

Por todo ello, los pueblos de Durangaldea necesitamos estar en aquellos espacios donde se toman decisiones que nos afectan, y nos afectan de una manera importante. Solo de esta forma todxs tendremos las mismas obligaciones pero también los mismos derechos.

DOTB

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies