dotb.eus | Koikili Lertxundi: “Un trozo de nuestro corazón se quedará para siempre en Mongolia!

La expedición Helmugak-EuSport llega a Mongolia, recaudarán fondos para la ONG de Durango La Otra Mirada para ampliar el centro de día de Ulán Bator
Koikili a su llega a Mongolia con un niño del centro de día

DURANGO.- Ya han llegado a Mongolia. Koikili Lertxundi, Beñat Ormaetxea y Ander Txakartegi están a punto de partir este lunes en una iniciativa que recaudará fondos para la ONG durangarra, La Otra Mirada. La prueba bautizada como Mongolia Bike Challenge, se disputará desde el próximo lunes hasta el 18 de agosto, serán seis etapas en seis etapas de más de 100 kilómetros por encima de los 3.000 metros de altitud. La expedición después de 30 horas de vuelo han llegado hasta Ulán bator, donde se encuentra el centro de día para niños discapacitados que se pretende ampliar. Allí el vecino de Otxandio, Koikili Lertxundi han señalado que “un trozo de su corazón estará siempre en Mongolia”, tras entablar lazos con uno de los niños.

Por delante tiene una experiencia dura y única. Una iniciativa que el equipo de Helmugak-EuSport realizará con todas sus fuerzas y por una buena causa, conseguir fondos para que la ONG La Otra Mirada de Durango consiga ampliar el centro de día para niños discapacitados de Ulán Bator, a donde llegaron ayer y de donde remitieron esta primera crónica.

Animo Koi, Beñat eta Ander

Fotos de Lander Andonegi

Crónica. Mongolia. Ulanbator. 10 de Agosto 2017

La escuela de “discapacitados” la casa de los sueños realizados

Se dice que los vascos y las vascas nos arreglamos muy bien en torno a una mesa, pues bien alrededor de una mesa hemos conocido a los gipuzcoanos Odei Gil y Lander Andonegi. Odei, del mismo modo que nosotros, participará como “Rider” en la Mongolia Bike Challenge, en cambio Lander captará con su cámara imagenes espectaculares durante esta aventura. También compartimos mesa con el voluntario oñatiarra Sergio Hill y con Mugi, el interprete y colaborador de la asociación durangarra La Otra Mirada.

Tras la comida nos hemos dirigido al pueblo llamado Nalaikh, en la ambulancia que la asociación bizkaitarra a puesto a disposición de la escuela que vamos a visitar. No se trata de cualquier escuela, se trata de un centro medio escuela medio centro de día, con el objetivo de mejorar la vida de los niños y niñas mal llamados/as “discapacitados/as”.

Realmente no nos encontramos en las mejores condiciones para sacar lo mejor de nosotros, estamos agotados tras más de 30 horas sin dormir, por culpa del trajin de tanto vuelo. Pero el cansancio ha sido volteado de forma mágica según hemos llegado a los aledaños del centro.

Ciertamente el primer contacto ha sido impresionante gracias al Ongi Etorri que nos han ofrecido tanto los niños y las niñas como sus amas y aitas. Su amabilidad, su generosidad y sobre todo el brillo de sus ojos han despertado una fuerza interior que no creiamos aun mantener.

Tras la recepción nos hemos adentrado en la instalación y rapidamente hemos sentido el calor, la ternura, la necesidad de contacto físico y el deseo de jugar por parte de los y las txikis. Uf, se ha tratado de una sensación excepcional. Un gesto tras otro ante personas desconocidas, tratándolas como parte de su familia. Escribir estas líneas y volver a recordarlo nos acelera el pulso, nos corta la respiración y entorpece el curso de nuestra saliba, a la vez que hace sentirnos orgullosos, pero sobre todo consigue que nos sintamos felices!

Felices por que estos/as txikis han sido capaces de que nosotros a su vez seamos también capaces de mirar a través del corazón y de sentir a través de los ojos, los oidos, el tacto y el gusto.

Y también han sido capaces de mostrarnos diversas habilidades, como las musicales, cuando tras el primer contacto, uno de ellos nos ha ofrecido un mini concierto, ayudado por un instrumento artesanal provisto de dos cuerdas.

Tras los aplausos arrancados y gracias al servicio de traducción de Mugi, Koikili ha preguntado si alguién es capaz de realizar su caricatura y la de Beñat Ormaetxea. La respuesta fulminante, dos hermanas han levantado el brazo, como en la escuela, al mismo tiempo, han cogido sendos lapices y folios y ttak!!! En apenas 15 minutos los dibujos terminados.

Pero seguramente la mayor destreza nos la han mostrado quienes más problemas tenían para mantenerse de pie. Conctetamente la flexibilidad y la capacidad de arrastrase por parte de dos chicos nos ha alucinado.

Después de comprobar tanta capacidad, nos preguntamos si es justo etiquetar a estas personas como “discapacitadass”, si tenemos derecho a etiqutarlas y abocarlas a la estigmatizacion, tanto a ellos/as como a sus familias.

Con todo ello, también hemos tenido tiempo para visitar la instalación al completo y poder sacar nuestras propias conclusiones en torno a las necesidades. Las primodiarles son dos: dinero y sillas de ruedas.

Acto seguido, nuestra maquinaria mental se ha puesto a trabajar intentando responder a las siguientes cuestiones.
¿Podemos conseguir dinero? ¿Somos capaces de hacerles llegar las tan necesarias sillas?
Las respuestas a nuestras preguntas han sido respondidas de forma muy clara por Sergio:
– El dinero los podeis ingresar vosotros mismos en nuestra cuenta y/o lo podemos recibir repitiendo los sorteos solidarios que ya habeis realizado en EH. De este modo, podemos ir a Txina y comprar el material necesario para seguir adecuando la instalación. Por contra el tema de las sillas es más complicado, tenemos que transportarlas desde otro país y por carretera no es seguro.

Nosotros/as ya lo intentamos y no pudimos pasarlas por la frontera rusa, de modo que las tuvimos que dejar en la Cruz Roja de Letonia.

Estas palabras llenas de sinceridad e impotencia nos vuelven a remover. ¿Cómo? ¿Qué no es fiable la carretera? ¿Y si las traemos vía avión?

Es decir, si para participar en la carrera Mongoliako Bike Challenge hemos podido transportar nuestras bicicletas…¿Por qué no las sillas de ruedas?

A pesar de que nuestra mente esta ya trabajabando en modo futuro, no queremos perder ni un solo instante en la escuela. Por ello, los momentos finales han sido de alto voltaje. De hecho las sorpresas han llegado una tras otra: las pulseras que nos han regalado, de bronce, echas a mano y grabadas con la frase “La Otra Mirada”, la compra por nuestra parte de varios articulos artesanales…

Por último, al contrario de lo habitual, la despedida final ha sido muy emocionante y agradable, llena de sonrisas, felicidad y sorpresas hasta el final. De hecho, nos hemos quedado perplejos por su reclamo constante para fotografiarnos conjuntamente. Otro momentazo!!!

Por lo tanto, el AGURRA también ha sido fantástico, nos vamos con el corazon sonriente y repleto de amor; que decir de las expectativas, superadas con creces.

En definitiva, podemos decir que sí amigos/as, que sí..que los sueños se cumplen, que la solidaridad no conoce fronteras, que convierte lo a priori imposible en posible, que las supuestas “INCAPACIDADES” se transforman en CAPACIDADES, gracias a PERSONAS muy capaces.

Como ejemplo el proyecto #HelmugakEusport

dotb Durangaldeko Telebista

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario en: “dotb.eus | Koikili Lertxundi: “Un trozo de nuestro corazón se quedará para siempre en Mongolia!

  • 2017-08-13 en 1:43 am
    Permalink

    Me parece muy BONITO…..
    Este mundo está lleno de MISERIAS….
    No hay derecho!!!!!
    Un ABRAZO KOI!!!!,a TI, y a TODOS!!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies