dotb.eus | VÍDEOS “Luchadoras contra el cáncer”

Luchadoras contra el cáncer

DURANGALDEA.- Muchas personas han pasado por esta situación, otras están atravesando ese Via Crucis y otras, lamentablemente, pasarán. A ellas les une una enfermedad: el cáncer. Cada una tiene una historia que contar y DOT ha querido reunirles para transmitir que muchas personas superan el cáncer, a pesar del número de noticias negativas que nos llegan todos los días, de personas que no han podido hacer frente. Paule Sánchez, Itziar Iruarrizaga y Eider Atutxa y su madre Edurne Miranda, son una representación de muchas personas que, muchas de ellas en silencio, han tenido que luchar durante años contra un pronóstico incierto. “Muchas personas creen que cuando les dicen que tienen cáncer no hay nada que hacer y eso hay que desmitificar. Mi hija Eider ha luchado desde que con 14 años le pronosticaran un osteosarcoma, han sido años muy duros”, explicaba en el programa de dotb Edurne, madre de Eider. A pesar de estar bien, todas ellas tienen que pasar cada ciertos meses unos análisis que determinan la situación actual. “Estoy cardiaca”, señala Itziar, a la espera de tener que pasar en junio por un nuevo análisis. “Es como un examen, porque tú te sientes bien pero es como enfrentarte de nuevo a las analíticas. Cada vez que te toca ir al médico es como si fuera un examen final”, explica Paule. A ella le detectaron un tumor en la cabeza denominado condrosarcoma, cuando tenía casi 22 años, desde entonces ha tenido que pasar por difíciles situaciones como tomar radio y en la actualidad hacer una vida totalmente normal y es madre de dos niños. “Cuando te dan la noticia es un jarro de agua fría, pero a partir de entonces te das cuenta que hay que luchar día a día y aprendes a tomarte la vida con otra filosofía”, apunta Paule. “Lo pasas mal, yo me di cuenta que tenía un bulto en el pecho a raíz de un golpe que me dio un niño, seguido me detectaron el cáncer y pase por el tratamiento. Han pasado diez años”, explica Itziar, otra de las afectadas. “Se hace duro, a mí me costó asimilar. Eider estaba bien, empezó a crecer, no se le notaba nada hasta que una vez que fuimos al monte vino y tenía hinchada la rodilla, pensamos que era algo muscular hasta que un día no pudo poner el pie en el suelo y allí nos dijeron lo que tenía osteosarcoma. Le quitaron parte el fémur, tiene ahora una prótesis de fémur y tibia, ha pasado quimio, inmunoterapia y aquí estamos”, relataba Edurne, madre de Eider. “Para mí se me cayó el cielo encima, estuve en el hospital durante un año, fue difícil porque todos los amigos hacían vida normal y yo tenía que estar en el hospital. Fue muy duro, pero al ver que había tratamiento me di cuenta que me podía curar. Lloré mucho, no podía dejar de llorar hasta que pude ver la vida de otra manera y empecé a luchar”, recordaba Eider.

Han sido grandes luchadoras, han tenido que pasar situaciones difíciles, pero que ahora recuerdan como una etapa más de la vida y agradecen sobre todo a todos los amigos, sobre todo la familia que arropan a estos enfermos. “Cuando tomaba quimio estaba muy enfadada con el mundo y conmigo misma e intentaba salir de casa y relajarme”, recuerda Itziar. Todas ellas sentían la necesidad de hablar con gente, “es importante normalizar la situación. Yo no iba diciendo lo que tenía pero si me preguntaban yo respondía con normalidad”, según Paule.

DOTB

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies