Eguen y Rodro, los durangueses que tomaron Sevilla en el maratón del pasado domingo

Ambos tomaron parte en el maratón sevillano el pasado domingo

eguen-y-rodro-delante-de-la-cartuja-2

DOT KIROLAK.- 13.000 deportistas de 75 nacionalidades diferentes tomaron Sevilla el pasado domingo con motivo de la 32º edición de su prestigioso maratón. La prueba, retransmitida en directo por Teledeporte, servía de Campeonato de España y recibía a fondistas de primer nivel en busca de una buena marca que les diera el billete a las olimpiadas de Río de Janeiro de este verano. Ese objetivo solo figuraba en la mente de unos pocos elegidos. Para la inmensa mayoría, el maratón suponía un reto personal, en el que buscaban disfrutar llevando su cuerpo al límite y ser capaces de cruzar la línea de meta tras 42 kilómetros de agónico esfuerzo.

Entre ellos se encontraban dos jóvenes durangarras, Gorka Eguen y Jorge Rodríguez Rodro, que no solo acabaron la prueba, sino que lo hicieron con mejores tiempos de lo esperado. Eguen, que disputaba su tercer maratón tras haber corrido antes los de Donosti y Gasteiz en 2014, completó el recorrido en 3 horas y 24 minutos. “Al ser un desplazamiento mayor, una prueba retransmitida por televisión, tantos participantes… suponía un reto mayor que los anteriores, ha sido especial”, reconoce Eguen, sorprendido con “la animación que recibimos durante toda la carrera, fue increíble. Allí hay otra alegría”.

Más especial fue aún para Rodro, que debutaba en un maratón y paró el crono en 3 horas y 36 minutos. “Para mí ha supuesto todo un record, el entrenamiento de todo un año se ha visto recompensado”, valora. Además, llegaba con dudas debido a una lesión de cadera que padeció en navidades. “Tenía miedo de que me empezara a doler y se fuera todo al traste. Me dolió un poco a partir del kilómetro 24, pero pensé en todo lo que me había costado prepararme para la carrera y supe sacar fuerzas para continuar”, recuerda el durangarra, que confiesa que “en la vuelta de honor en La Cartuja disfruté como un niño”.

El hecho de acudir acompañado por un debutante le aportó “un plus de ilusión” a Eguen. Ambos comenzaron a preparar específicamente este maratón en septiembre, participando en cinco medias maratones antes de la gran cita. En un principio, se marcaron un ritmo para completarla en 3:45´, pero lo rebajaron. Corrieron juntos hasta el kilómetro 7, pero después cada uno cogió su marcha con idéntico destino: la meta. El momento de cruzarla “es emocionante, te acuerdas de tu familia y de los momentos malos que has pasado”, reconoce Eguen, que hace unos años pensaba que le sería imposible acabar la Behobia, pero ya la ha completado en cuatro ocasiones. “Dar cuatro vueltas al bidegorri ya me costaba, iba forzado, no disfrutaba tanto como con la bici”, recuerda.

Le acabó picando el gusanillo por correr, y se lo inculcó a su compañero de viaje. “La culpa de todo la tiene Eguen. Después de dejar el fútbol, empecé a salir en bici con Óscar Elorriaga y compañía, pero él me convenció para participar en la Behobia en 2014… y hasta hoy”, explica Rodro, que tras cumplir el reto sevillano volverá a darle zapatilla a la bici. “En junio participaré en la Vuelta a Burgos de mountain bike, que es bastante dura”, adelanta. Aún sin retornar de tierras andaluzas, donde después del maratón se han tomado unos días de vacaciones, Eguen ya se veía con fuerza para su próximo maratón. “Aquí te dan panfletos sobre los próximos que va a haber, y seguramente iré a otro a finales de este año”, avisa.

dotb Durangaldeko Telebista

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios y la experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies