dotb Durangaldeko Telebista

[dotb.eus] ? La futura zona comercial de Abadiño, que «rechazó» Mercadona, se frena en Durango

Bizkaidendak presenta una alegación, a la que ha tenido acceso DOT, que bloquea el convenio en los terrenos de Durango, imprescindible para el desarrollo de la zona de Murueta, donde se ubicarían dos hipermercados
Espacio donde se pretenden ubicar los centros comerciales de Murueta

DURANGO.- Fue en marzo de 2016, hace más de dos años, cuando el Ayuntamiento de Abadiño anunció la llegada de Mercadona, junto a la firma LIDL. Unos 7.500 metros cuadrados reservados para estas dos grandes superficies que irían ubicados en la zona de Murueta, en el límite con los terrenos de Durango, concretamente con el barrio de San Fausto. Dos meses después de la publicación de la noticia, la firma Mercadona anunciaba que desistía de estos terrenos de Abadiño por el “clima social” generado, “aunque su objetivo era implantarse en Durangaldea lo antes posible”. Han pasado dos años sin noticias de estos terrenos, ni de Mercadona, aunque hay fuentes que apuntan a que la firma valenciana continuaba de cerca los adelantos en la ejecución de los usos de los terrenos.
Para ello la administración abadiñarra debe modificar antes un cambio puntual en sus normas subsidiarias, ya que en la actualidad estos terrenos aparecen como “suelo no urbanizable” y para la implantación de varios centros comerciales es necesario cambiar a “suelo urbano consolidado para uso de actividades económicas”. Sin embargo, además del trámite de la administración abadiñarra, el quid de la cuestión está también en los accesos a esos futuros espacios para las grandes superficies ya que tendrían que ser por una parcela perteneciente al término municipal de Durango, en San Fausto. Por aquí, para la consolidación del proyecto, es necesario ejecutar un vial por el que puedan acceder todos los vehículos, además de otros servicios, como canalizaciones, etc. Por ello, con fecha del 22 de marzo, el Ayuntamiento de Durango publicó en el BOB –Boletín Oficial de Bizkaia-, un “Convenio de ejecución de sistema local viario en el barrio de San Fausto”, a suscribir con la empresa “Abatiano S. L. U.”, promotora de los terrenos. El objeto de este acuerdo es aprobar un acuerdo urbanístico entre ambas partes como respuesta a una previsión de desarrollar la unidad de ejecución de los más de siete mil metros cuadrados de Murueta, previo a la llegada de varias firmas comerciales.
Sin embargo, el acuerdo no parece que vaya a tener las cosas fáciles. Bizkaidendak, -Asociación de Comerciantes, Hosteleros y Empresas de Bizkaia, con fecha 23 de abril, ha interpuesto una alegación, ya que entiende que “parece que se está intentando solucionar un problema que no se ha generado”. Así argumentan que este convenio “no procede al no haberse producido uno de los factores claves para el mismo, como es la reclasificación como suelo urbano no consolidado, por lo que, hasta ahora no se da tal circunstancia y no ve necesario este convenio”. La alegación de ocho páginas que ha sido remitido a DOT, insiste que “no existe la necesidad de conveniar este desarrollo de un vial en Durango, sin que Abadiño haya aprobado definitivamente el uso del terreno de Murueta”. Argumentan que “primero debería ir la aprobación definitiva de Murueta y posteriormente, después de analizar y comprobar las necesidades creadas por la nueva ordenación, la suscripción de un convenio urbanístico entre la empresa y el Ayuntamiento de Durango”.
En el escrito remitido a la administración durangarra sostienen también que se ha realizado “la oportuna consulta” al Ayuntamiento de Abadiño. “Han confirmado que la modificación puntual del planeamiento relativa a Murueta aún no ha sido aprobada ni inicialmente, dado que se le ha requerido a la empresa impulsora para que presente la documentación requerida”.
Asi, con todo ello desde Bizkaidendak alegan que ese convenio no tiene razón alguna y que “no da lugar”. Un aspecto que pone en serios aprietos a la empresa titular de los terrenos donde se pretende levantar los centros comerciales, ya que sin esos accesos no contará con el visto bueno del Ayuntamiento de Abadiño para levantar el hipermercado.
En esta alegación también se cuestiona la actitud del Ayuntamiento de Durango, “ya que la ejecución de este sistema viario, con casi toda seguridad lo único que le va a generar es un incremento desmesurado en el tráfico viario de su municipio, sin ninguna contraprestación beneficiosa para los intereses generales del término municipal”.
Han pasado más de dos años desde el anuncio de la implantación de la firma valenciana. A pesar de que anunciaron que seguirán buscando terrenos donde implantarse, desde hace dos años no se han detectado movimientos en municipios donde podrían ubicarse. Habrá que ver si tras este último varapalo, la empresa Mercadona de Juan Rogg busca otros terrenos.
De momento el Ayuntamiento de Durango tendrá ahora que analizar la alegación y ver si aprueba o desestima el mismo. En caso de aprobarse el propósito del convenio quedaría en vía muerta, si no es así, supondrá que los trámites administrativos se alargue en el tiempo y por tanto los plazos para la ejecución de los terrenos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.