dotb Durangaldeko Telebista

Sprilur derribará la antigua empresa Fundifes de Durango en las próximas semanas

El coste de las actuaciones de derribo, según el presupuesto estimado, será de 318.792 euros más IVA

En los trabajos deberán retirarse los residuos peligrosos que se encuentran en el interior de la parcela

DURANGO| A lo largo de las próximas semanas darán inicio las obras de derribo de la antigua empresa Fundifes –ubicada a la entrada de Durango desde Izurtza– una vez que la propiedad ya cuenta con todos los permisos solicitados. Con estas obras se retirarán los restos de la antigua fundición de Tabira.

La empresa Fundifes, que cesó su actividad previo concurso de acreedores y liquidación en 2008, disponía de varios edificios para llevar a cabo su actividad, en una parcela de unos 14.042 m2, situada entre las calles Tabirabide Kalea, y Gasteiz Bidea (carretera foral BI-623).

Debido a que existe un riesgo de desprendimiento de los elementos estructurales de las instalaciones y de que eso puede suponer un riesgo para la integridad de las personas y los bienes, Sprilur, sociedad adscrita al Gobierno vasco y propietaria de la parcela, procederá a la demolición de la parte que pudiera causar daños a personas y bienes por encontrarse en situación de ruina inminente.

Los trabajos de derribo de la ruina inminente deberán realizarse con las medidas de seguridad pertinentes teniendo en cuenta la presencia de materiales peligrosos, entre otros, el amianto. Además, la demolición se deberá efectuar con especial cuidado para evitar la mezcla de los escombros generados con los demás residuos existentes.

Estos trabajos se centrarán en la zona que el Ayuntamiento ha declarado de ruina inminente, correspondiéndose a la nave central posterior y a las naves adosadas al edificio de oficinas, «sin que ello suponga tener que derribar las oficinas donde hasta hoy en día se encontraba Sorginola» según han señalado fuentes municipales.

De todas formas, y ante el material contaminante que existe en la zona y que pudiera desprenderse por los trabajos de demolición, las y los jóvenes de Sorginola han acordado con el Ayuntamiento trasladar todo el material al palacio Garai para mantenerlo a salvo mientras se busca una alternativa.

RETIRADA DE RESIDUOS | En los trabajos deberán retirarse los residuos peligrosos que se encuentran en el interior de la parcela, comenzando por la retirada de amianto de las cubiertas, así como de los fragmentos existentes en el suelo. En caso de incumplimiento de los plazos, el Ayuntamiento procederá a dictar multas coercitivas. El coste de las actuaciones de derribo, según el presupuesto estimado, asciende a la cantidad de 318.792 euros más IVA.

Una vez realizados los trabajos, los restos de la antigua fábrica desaparecerán: “Con estos trabajos ponemos fin a esa tarjeta de visita dantesca que ofrecíamos a quienes llegaban a Durango desde Izurtza. Después de tantos años de abandono y de una situación peligrosa para la ciudadanía, esas ruinas innecesarias y contaminantes desaparecerán para siempre”, han explicado fuentes municipales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.