dotb Durangaldeko Telebista

Abadiño se adhiere al sistema de adquisición centralizada de la Diputación

La central de contratación es un órgano de asistencia que permitirá una contratación pública más transparente a menor coste  

Imagen del Ayuntamiento de Abadiño

ABADIÑO | El pleno del Ayuntamiento de Abadiño ha aprobado su incorporación a la Central de Contratación Foral de Bizkaia a fin de poder contratar las obras, servicios y suministros determinados por la central, de conformidad a las condiciones y precios que se fijen en los correspondientes acuerdos marco que se concluyan entre la central y las empresas.   

La Central de Contratación Foral de Bizkaia se creó como un órgano de asistencia a los servicios de contratación tanto de la Diputación de Bizkaia, como los ayuntamientos y entes instrumentales de ellos dependientes, que se adhieran voluntariamente a la misma. Así, se configura como un instrumento útil para reducir costes en la adquisición de bienes, supone una mayor transparencia y seguridad en la contratación pública, reduce la tramitación administrativa y en general simplifica la tramitación.   

Entendemos que es algo beneficioso, ya que nos permitirá optar a mejores precios en determinados suministros y simplificará de forma importante algunos procesos de contratación. La administración local tiene que ser transparente y eficiente, y nos parece una buena forma de optimizar nuestros recursos. Esto no quiere decir que debemos hacer todo a través de la central. Lo haremos cuando realmente resulte interesante, y si no, optaremos por las otras vías a nuestra disposición para la contratación pública”, ha explicado el Alcalde, Mikel Garaizabal.   

MODIFICACIÓN | En otro punto del orden del día ha aporbadola modificación de la Ordenanza Municipal reguladora del IIVTNU – Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, una nuevo sistema de cálculo de la plusvalía municipal en Bizkaia, a resultas del Decreto Foral Normativo 7/2021, de 16 de noviembre, por el que se adapta la Norma Foral 8/1989, de 30 de junio, del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, y se pliega al reciente pronunciamiento del Tribunal Constitucional en relación con dicho impuesto y a la jurisprudencia que de él se deriva.  

Así, los ayuntamientos que tienen establecido el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana deben modificar, en el plazo de seis meses desde la entrada en vigor del Decreto Foral Normativo, sus respectivas ordenanzas fiscales para adecuarlas a lo dispuesto en el mismo. La norma foral establece unos coeficientes a aplicar para el cálculo de la plusvalía que los municipios no pueden exceder, y quedan al margen del impuesto aquellas operaciones en la que no existan incrementos del valor de los terrenos, y por ende, aquellas en las que se dé una disminución del valor de los mismos.  

 El Ayuntamiento de Abadiño aprobará esta tarde la modificación de la ordenanza, que deberá actualizarse cada año, y que fija un tipo de gravamen aplicable a la base imponible en tres escalones: del 6% entre 0 y 6 años –lo largo de los cuales se haya puesto de manifiesto dicho incremento–, del 15% entre 7 y 16 años y del 10% de 17 años en adelante. Una vez quede definitivamente aprobada la nueva ordenanza se publicará en la web del Ayuntamiento, junto con el resto de ordenanzas municipales. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.