dotb Durangaldeko Telebista

Amorebieta-Etxano aprueba el segundo Plan para la Prevención de Adicciones

Además de las drogas, también recoge pautas para el uso seguro de internet, las redes sociales, las apuestas o los videojuegos

Hoy se ha aprobado el segundo plan de prevención de adicciones

AMOREBIETA-ETXANO | El Ayuntamiento zornotzarra ha aprobado el II Plan Comunitario para la Prevención de Adicciones de Amorebieta-Etxano. El nuevo plan está dirigido a toda la ciudadanía zornotzarra, tenga o no una adicción, y tiene como objetivo dar a conocer y prevenir antes de que empiecen los problemas. Tal y como subraya Ainhoa Salterain Gandarias, concejala de Acción Social e Igualdad, «es importante que este tipo de planes tengan una duración determinada, y se adapten constantemente a las nuevas realidades de la sociedad en la que vivimos, es por eso que, más allá del consumo de drogas, el Plan también tiene como objetivo que la ciudadanía aprenda a usar de forma segura Internet, las redes sociales, las apuestas o los videojuegos…». Así, el II Plan Comunitario para la Prevención de Adicciones recoge la actuación estratégica en materia de prevención desde hoy hasta 2025. Como parte de esa estrategia, Salterain ha subrayado la necesidad de promover la cultura de la salud: «desde el Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano tenemos claro que la promoción de la salud y la prevención son un área de actuación preferente y prioritaria para nuestro municipio».

El proceso realizado por el Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano para la realización del II Plan ha tenido diferentes fases. El primer paso, el diagnóstico de la realidad, ayudó a identificar cuáles eran los usos y consumos con potencial adictivo en Amorebieta-Etxano. Para ello se realizó una encuesta a la totalidad de la población escolar de entre 10 y 18 años, 1.215 jóvenes zornotzarras contestaron sobre usos, consumos, opiniones y actitudes respecto a las drogas, las tecnologías de la información y comunicación, y el juego. Además, se realizó una revisión bibliográfica de las últimas investigaciones en materia de prevención de adicciones, así como de otras encuestas. Se organizaron cuatro grupos de discusión, donde participaron un total de 57 personas, entre personal político y técnico del Ayuntamiento, educación y familias, salud y hostelería, y comercio y asociacionismo. Cada grupo explicó su forma de ver la realidad, su valoración del plan anterior, y detalló las necesidades más apremiantes y sus propuestas. 

Una vez obtenida la información, se elaboraron los objetivos, incluyeron mejoras en lo que ya funcionaba y crearon nuevos proyectos que dieran una respuesta adecuada y eficaz a las necesidades de Amorebieta-Etxano. Con el plan de trabajo ideado, el Ayuntamiento volvió a contactar con las personas que participaron en los grupos de discusión para confirmar que se había recogido correctamente todo lo transmitido. 

Salterain señala que, gracias al II Plan Comunitario para la Prevención de las Adicciones aprobado hoy, el consistorio cuenta con un nuevo marco de trabajo: «el II Plan nos da una dirección y nos permite trabajar, año tras año, en las líneas de acción que consideremos prioritarias. Debe ser una herramienta de trabajo comunitaria y servirá para coordinar todos los programas, proyectos y acciones que se lleven a cabo en el municipio. Y estos se realizarán respetando y mimando nuestra diversidad, incorporando la perspectiva de género en lo que hacemos, de manera confidencial y promoviendo la participación, la evaluación y el seguimiento. Debe ser realista, flexible y práctico».

NECESIDADES | En cuanto a las necesidades detectadas a la hora de realizar el II Plan, tanto las instituciones como la población y las fuentes bibliográficas consultadas coinciden en que: el trabajo preventivo debe comenzar antes, con el objetivo de proteger y reducir los riegos; la estrategia de comunicación que se lleve a cabo debe estar ideada para que llegue a la totalidad de la ciudadanía zornotzarra; se debe fortalecer la red de trabajo entre profesionales para que esta sea más estable; hay que trabajar desde la prevención y la reducción de riesgos en los entornos de la ciudadanía, sobre todo adolescente y joven; se debe ampliar la oferta de ocio del municipio; se debe responder al cambio de patrones en los consumos de sustancias y comportamientos susceptibles a generar adicción; y es imprescindible la participación ciudadana para lograr su propio bienestar.

4 LÍNEAS ESTRATÉGICAS | El II Plan define 4 líneas estratégicas a desarrollar en los próximos años. La primera trata la prevención y la promoción de la salud para fortalecer los factores de protección y minimizar la incidencia de los factores detectados a nivel municipal. La segunda habla de la importancia de socializar la información, es decir, de que la información sea veraz, contrastada y crítica para que la comunidad participe. Como tercer punto, resalta la importancia de la concienciación y la participación de la ciudadanía y hace hincapié en que la comunidad sea protagonista y agente de cambio. Por último, recoge la importancia del trabajo en red, de tejer y mantener redes de colaboración y trabajo en equipo para garantizar abordajes integrales e interdisciplinares de las adicciones para que sean eficaces y efectivas. 

Asimismo, el plan también recoge un programa escolar, donde se continuará con los talleres preventivos para el alumnado y se incorporará un proyecto sobre habilidades sociales y gestión emocional desde edades más tempranas. Además, se flexibilizará el contenido y el formato de los talleres formativos dirigidos al profesorado, para que estos se puedan adecuar a sus necesidades y realidades.

Dentro del programa familiar, el consistorio apostará por las Escuelas para Familias con hijas e hijos entre 10 y 16 años y añadirá un nuevo grupo para familias con hijas e hijos de 0 a 3 años. Del mismo modo, se mantendrá el Servicio de Información, Orientación y Asesoramiento.

Y en cuanto al programa comunitario respecta: se continuará con las intervenciones preventivas nocturnas; se seguirá celebrando el Día Mundial Sin Tabaco; se apostará por un proyecto específico de educación en medio ambiente para adolescentes y jóvenes; se elaborará un protocolo comunicativo para facilitar el flujo de información entre comunidad y profesionales; se recuperarán los proyectos que se vieron frenados por la pandemia; se creará un banco de datos de los recursos del municipio y alrededores; se trabajará para la creación de un grupo de apoyo para mujeres que utilizan psicofármacos; y se realizará un diagnóstico de la situación del ocio y tiempo libre en el municipio.

Para finalizar, por cada acción y proyecto llevada a cabo, el Plan recoge la necesidad de realizar una evaluación de proceso y de resultados; estos estarán basados en indicadores ya establecidos de carácter cualitativo y cuantitativo. Asimismo, anualmente se evaluará el Plan en su conjunto para comprobar que los objetivos marcados a medio plazo y los objetivos transversales se van cumpliendo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.