dotb Durangaldeko Telebista

Dos alumnos, uno durangarra, combaten el mal uso de las pantallas con perros

Millán Oregi Bengoetxea de Durango y Anne Pascual Narraspe de Zumarraga han creado un proyecto bautizado como Digital Unplug

Imagen de la presentación del proyecto

DURANGO  | El mal uso de los aparatos digitales impacta sobre la salud a nivel físico, psicológico y social en todas las etapas de la vida, pero más aún entre los niños y niñas. Partiendo de esta situación a la que muchas familias vascas están teniendo que hacer frente, dos jóvenes estudiantes de LEINN (Liderazgo, Emprendimiento e Innovación), Millán Oregi Bengoetxea de Durango y Anne Pascual Narraspe de Zumarraga han creado un proyecto bautizado como Digital Unplug, una experiencia innovadora con perros terapéuticos para mejorar el mal uso de la tecnología entre los preadolescentes de 10 a 14 años y lo llevan a cabo en un colegio de Vitoria-Gasteiz.

Un proyecto que se ha aplicado en cuatro clases de 25 alumnos de sexto de primaria en el colegio Olabide en Gasteiz. «Se trata de un taller dinámico con la reflexión como base y dividido en tres sesiones que se llevaron a cabo en dos semanas», explican los impulsore del proyecto.

El primer día del taller tuvo como objetivo principal la conciencia sobre los peligros de un mal uso de la tecnología y promover los beneficios de la naturaleza y las relaciones frente a frente, finalmente, acabaron dando una serie de recomendaciones para hacer un buen uso. En el segundo día de la experiencia, contaron con la participación de perros terapéuticos para que los niños experimentaran en primera persona los beneficios de las actividades al aire libre, fortaleciendo  así sus relaciones personales y con los animales.

Los talleres finalizaron con la tercera sesión, donde se creó una estrategia personalizada, una por cada alumno, con la intención de hacer un buen uso de la tecnología tanto en clase como en casa, 2ya que para abordar este problema de una manera integral, es esencial que en las familias de cada niño o niña también se tomen medidas en este sentido».

Para llevar a cabo esta estrategia, se usó la metodología del “brainstorming” y los alumnos desarrollaron un plan específico para su día a día donde determinaron, entre otras cosas, cuánto  tiempo iban a usar el móvil, que días, a qué horas oque espacios semanales iban a reservar para disfrutar de la naturaleza y de las relaciones cara a cara.

“Creemos que es deber de cada ciudadano plantear si en sus vidas las pantallas son ventanas
que nos abren al mundo o paredes que nos separan de la realidad, ya que si queremos que los
más jóvenes tengan un uso responsable de la tecnología, el cambio debe de nacer de la autorreflexión de cada uno de nosotros”, explican los universitarios recalcando la importancia de que los adultos lideremos con el ejemplo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime