dotb.eus | Diputación y empresas de Durangaldea presentan los resultados del proyecto “Fábrica del Futuro”

IK4-Azterlan y las fundiciones Betsaide, Fuchosa y Garbi de Durangaldea iniciaron este proyecto en el 2015
Representantes de las empresas de Durangaldea junto al Diputado Imanol Pradales

DURANGALDEA.- La Diputación Foral de Bizkaia, el centro tecnológico IK4-Azterlan y las fundiciones Betsaide, Fuchosa y Garbi han presentado esta mañana los primeros resultados del proyecto piloto la “Fábrica de Futuro”, iniciado en 2015 para acompañar a la industria de Bizkaia a dar un salto tecnológico y cualitativo e incorporarse a la fabricación inteligente.

Tal y como ha asegurado el diputado de Desarrollo Económico y Territorial, se trata de un ambicioso plan de trabajo a medio-largo plazo, enfocado a situar a las empresas participantes en las claves de la cuarta revolución industrial, lo que se conoce como la estrategia de Industria 4.0 “estamos hablando de un salto imprescindible para ser competitivos. De la diferencia entre estar y no estar. Para que tengan algo de contexto: estas empresas exportan más del 60% de su producción. Sus clientes son multinacionales de primer nivel, del sector Automoción y Eólico principalmente. Están obligados a estar a la última o no estar” ha asegurado.

Todo un reto en un mercado globalizado y dinámico que las fundiciones han aceptado con ilusión y que ya está dando sus primeros resultados. Así, según los datos medidos de las tres empresas, en estos dos primeros años de proyecto ya se han creado 20 nuevos empleos de alta cualificación. Además, hay más de 90 personas implicadas en los distintos equipos de trabajo puestos en marcha para llevar a la práctica el proyecto.

Entre las mejoras que se han detectado con este proyecto se encuentran la reducción del 20% de piezas no válidas, lo que se denomina “rechazo interno” y se espera que el porcentaje alcance el 60% cuando el proyecto esté consolidado; una reducción de costes de fabricación sustancial en hasta 120 referencias; la reducción del tiempo de maduración de los productos en hasta el 60%, es decir, llegan al cliente en menos de la mitad de tiempo; se ha recolocado a personal destinado a operaciones sin valor añadido, más concretamente en la zona de rotura, una de las de mayor peligrosidad, mayor índice de accidentes y mayor penosidad; y se han reducido las bajas por lesión en estos mismos puestos de trabajo, de la sección de rotura, en un 50%.

El presupuesto total ejecutado en el desarrollo del proyecto hasta la fecha ha sido superior a los 5.700.000 euros en estos dos primeros años. La ayuda de la Diputación Foral de Bizkaia asciende a 640.000 euros y ha servido para acelerar el proceso durante estos 2 años.

Ramón Suárez, director de I+D de procesos metalúrgicos de IK4-Azterlan ha explicado que el proyecto se puso en marcha para facilitar la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs), así como novedosas herramientas informáticas como son los Modelos Predictivos de Control en los procesos de transformación metálica, siempre con el claro objetivo de mejorar la productividad y la competitividad de las empresas.

Por último, el diputado ha agradecido la implicación y valentía de las tres fundiciones y a IK4-Azterlan que haya marcado el camino a seguir en un proyecto tan complejo como necesario e ilusionante “entendemos esta iniciativa como el primer paso de un largo camino, que deberán seguir recorriendo de forma continuada en el tiempo”, ha asegurado Pradales.

DOTB

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *