[dotb.eus] El mercado de abastos de Durango se enfrenta a un futuro muy incierto

El mercado de abastos de Durango muestra una imagen en declive con el cierre de puestos y falta de clientela
Imagen del mercado de abastos de Tabira

DURANGO.- La situación del mercado de abastos es cada vez más delicada. Muchos puestos echan la persiana y los comerciantes que se encuentran día a día luchando por su negocio ven cómo resulta cada vez más difícil atraer a la gente. Atrás quedan aquellos años en los que resultaba difícil entrar al mercado por la afluencia de gente.
En la actualidad las tres entradas al mercado presentan una imagen muy triste, la entrada principal, por Uribarri Kalea, casi vacía, por el otro acceso, por la calle Azoka, está totalmente desolada, con un mercado sucio y abandonado y más ahora desde ha desparecido el único puesto de productos del caserío tras la muerte del único baserritarra que acudía todas las semanas de lunes a viernes. Y la tercera entrada por la calle Monago Torre, presenta también una situación deplorable, con casi todos los comercios y bares cerrados, tan solo hay abierta una peluquería. “Durante un tiempo había una frutería que se llenaba de gente todos los días, era un ir y venir gente, mira ahora ¡Qué pena!”, se lamentaba una vecina.

Peatonalización y OTA

Los comerciantes que se encuentran dentro del mercado de abastos tampoco tienen mejor panorama, ya que en los últimos tiempos han sido varios los puestos que han cerrado, uno por defunción, otro por encontrarse la empresa en concurso de acreedores y el último en cerrar ha sido una pescadería ya que el chico que regentaba se ha marchado a trabajar a una empresa.
Ahora son ocho los puestos abiertos y algunos comerciantes sostienen que la peatonalización del casco viejo de Durango y la OTA supuso un antes y un después. Señalan que “antes la gente venía a comprar, dejaba el coche cerca y se marchaba, pero ahora no vienen por no tener que cargar con bolsas sin saber como transportarlo, por lo que optan por ir a las grandes superficies”. No es el primer testimonio que relaciona la bajada de los clientes culpando a la restricción de la entrada de coches. “Nosotros notamos una bajada en las ventas cuando se prohibió la entrada de los vehículos”, señalaba a DOT hace unos meses, Mari Tere, de ultramarinos Arrieta.
Así las cosas, con un mercado de abastos en declive y los baserritarras que dejan de acudir a vender sus productos a Durango, la situación requiere de una actuación inmediata por parte de la administración local.

Fin del convenio

Y es que según explican los comerciantes del mercado, en pocos años el convenio suscrito entre ellos y el Ayuntamiento de Durango llegará a su fin. Eso significa que ambas partes deberán sentarse para plasmar nuevas condiciones y conseguir revitalizar el mercado. “En la actualidad el ayuntamiento no paga nada por este espacio, se suscribió un acuerdo para muchos años que está a punto de expirar, en el que nosotros asumíamos todos los gastos de mantenimiento y las obras de revitalización que fueran necesarias a cambio de gestionar nosotros el espacio”, explican. Hay quien opina que una de las soluciones debería ser tirar las paredes exteriores y dejar a la vista los puestos, para que fuera más visible y accesible. Un remedio que otros ven con cierto recelo ya que el mercado está considerado como patrimonio histórico, después de que se levantará en 1927 hracias a las aportaciones de los vecinos.
Mientras que se de una solución, los ocho puestos que se encuentran en pleno funcionamiento muestran su cara más optimista, ofreciendo todos los días productos frescos y de calidad, aunque hay también quien cuenta los días para jubilarse y echar la persiana, puestos que han pasado por diferentes generaciones y que todo hace indicar que no contarán con ningún relevo.

DOTB

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.