[dotb.eus] Herriaren Eskubidea propone abrir un centro sociocultural en el antiguo hospital

Inciden también en avanzar en los centros  cívicos de San Fausto y  Aramotz
Imagen de edificio junto a San Agustín donde se desea crear un espacio sociocultural

DURANGO.- La falta de espacios polivalentes en Durango ha llevado a la formación Herriaren Eskubidea a trabajar en el diseño de un plan integral para dotar de más infraestructuras socioculturales al municipio, según informan en una nota de prensa. La propuesta de la formación se centra en la rehabilitación del antiguo hospital para convertirlo en un centro sociocultural “que sirva de encuentro intergeneracional”. Tras visitar varios centros cívicos y culturales de otras localidades, Herriaren Eskubidea apuesta por habilitar en el antiguo hospital un gazteleku, ludoteca, salas de uso comunitario, espacios de formación e información, locales de creación y producción artística y cultural, así como salas de encuentro para asociaciones y plataformas del municipio.
“Durango tiene muchas instalaciones en un estado lamentable, y ya es hora de recuperarlas para la ciudadanía. Durango necesita un centro sociocultural para mejorar la oferta de espacios”, señala Julián Ríos, portavoz de Herriaren Eskubidea en el Ayuntamiento, y candidato a la alcaldía en las próximas elecciones municipales. “Apostamos por transformar este edificio emblemático y céntrico en un punto de encuentro sociocultural, que posibilite un ocio activo y creativo, que sirva de base al desarrollo comunitario y a la participación ciudadana”, añade Ríos.


La apuesta por el antiguo hospital de San Agustín responde, según la formación, a su ubicación estratégica, ya que este edificio está anexo al teatro San Agustín y muy próximo al Museo de Arte e Historia de Durango. “Podríamos convertir San Agustín en la milla cultural de Durango, en un centro neurálgico de actividad, en epicentro de la vida cultural. Así, además de suplir las carencias de espacios existentes en Durango, el centro sociocultural de San Agustín serviría para acercar a la ciudadanía a los otros dos recursos culturales de la villa”, apunta Julián Ríos.
Conscientes de que la rehabilitación de San Agustín es un objetivo a medio plazo que conlleva una gran inversión que requerirá de una dotación presupuestaria plurianual, Herriaren Eskubidea considera prioritario seguir fortaleciendo el tejido asociativo de Durango. “Durante el proceso de rehabilitación es prioritario estar en contacto con las asociaciones de la villa, para conocer cuáles son sus necesidades, algo que nosotros venimos haciendo a lo largo de toda la legislatura”, señala Julián Ríos.

Centros cívicos en San Fausto y Aramotz

Además del proyecto de San Agustín, el plan integral de espacios socioculturales de Herriaren Eskubidea incide también en la necesidad de dotar de centros cívicos a los barrios de San Fausto y Aramotz, ambos alejados del centro. Para la formación, el caserío Kapitanea sería el mejor emplazamiento para el centro cívico de San Fausto, mientras que los locales ubicados en los bajos del número 3 de la calle Pagasarri podrían acoger el de Aramotz, tal y como reclama la Asociación Herria. “En Durango existe la necesidad de descentralizar los servicios socioculturales, para dotar a los barrios de equipamientos que fomenten el tejido asociativo y participativo. El objetivo es que los centros cívicos se conviertan en puntos de socialización de referencia en el barrio”, sentencia Ríos.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.