dotb Durangaldeko Telebista

[dotb.eus] La durangarra Alexia Gómez, candidata «curvy» por Bizkaia a Miss Real Model

«Me presento por amor propio y para volver a quererme otra vez aunque haya cogido algo de peso”, confiesa la durangarra
Alexia posa semanas antes del certamen de belleza

DURANGO.- Alexia tiene 39 años, pesa 78 kilos y mide 1,63. Unas características que no le impiden participar en un certamen de belleza. Todo lo contrario, en este campeonato se buscan a hombres y mejores que no tengan que someterse a ninguna medida, ni de altura, ni de peso. Por ello esta durangarra ha decidido dar el salto y presentarse a Miss Real Model en la categoría de curvy. Confiesa que en ningún momento había presentado a certamenes como estos, hasta que su amiga, Chelo Montero, le comentó esta oportunidad. “Hace unos dos meses fue cuando tomé la determinación de tomar parte”, confiesa. La final de España tendrá lugar el próximo 23 de noviembre en Oviedo y unas horas después de que su candidatura se haya hecho pública, admite que tiene “gran pánico escénico” a lo que le depararán estos próximos meses en los que se tiene que preparar para el certamen.

Miss Real Model busca chicos y chicas “corrientes”, sin tallas, ni alturas. “Aquí se puede presentar quien quiera. De hecho animo a más chicos y chicas que les gusten el mundo de la moda y que se presenten, hay plazas libres todavía. El único requisito es tener entre 18 y 40 años”.

“Quererme a mi misma”

Alexía confiesa que en últimos años ha cogido peso, llegando hasta los 78 kilos. “Pero quiero demostrarme a mi misma que con 20 kilos arriba o abajo sigo siendo la misma, me presento por amor propio y para volver a quererme otra vez aunque haya cogido algo de peso”, admite. Por ello esta durangarra considera que certámenes como este que fomentan la diversidad “son imprescindibles”. Según Alexia “las jóvenes de hoy en día están enganchadas a los nuevas tecnologías y pensando en cómo estar guapas, por eso es importante fomentar los valores y conseguir ser una misma”. De hecho Alexia confiesa que tiene una niña que “algunas veces le han llamado gorda y siempre le digo que lo importante es ser una misma y hacer lo que te gusta sin hacer daño a nadie”.

El pasado jueves se conoció públicamente su candidatura y a partir de entonces no piensa en otra cosa que prepararse para conseguir un buen puesto. “Hasta el jueves no sabía nadie, ni mi familia que se estarán enterando ahora”, señala entre risas la durangarra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.