dotb Durangaldeko Telebista

[dotb.eus] Plataforma AP-8 Peajerik EZ: «Lo que calla Pradales»

Carta enviada por la plataforma

Opinión de la plataforma AP-8 Peajerik EZ

IRITZIA.- Nos presentaba ayer el Sr. Pradales, Diputado de infraestructuras de la Diputación Foral, su institucional encuesta sobre la red de carreteras del territorio histórico, a la que puntuaba con un 7,88 de satisfacción ciudadana. Reseñaba de ella el 1,5% de aumento en las vías en las que los vizcaínos tienen que verse obligados a pagar un sobre impuesto para circular con parámetros de seguridad y eficiencia. Algo que, para nosotros, debiera jalonar “per se” el conjunto de la red viaria, en el siglo XXI en que nos hallamos.

Consideramos que los autocomplacientes resultados que el Sr. Pradales destaca para sus propagandísticos titulares de prensa, callan intencionadamente otros importantes datos que también, nos consta , emanaban como justa reclamación de la ciudadanía en el tabulaje del trabajo de campo: La denuncia del estado de colapso por saturación (26.000 vehículos diarios de aforamiento) en la N-634 a su paso por Durangaldea, y la reclamación histórica de la ciudadanía  de la supresión del peaje en la AP-8, por considerarla, con el lógico argumentario de los  sufridos  paganos, ya más que amortizada después de sus 48 años de explotación, 30 por la concesionaria y 18 por las Diputaciones Forales de Vizcaya y Guipúzcoa. Pero estas justas peticiones de la ciudadanía que costea el suculento sueldo del Sr. Pradales , son para el “datos menores de la encuesta”, que no merecen siquiera una reseña.

Para esta Plataforma este tipo de encuestas, concebidas y cocinadas en los cuarteles institucionales, carecen de objetividad e independencia, y son una maniobra para justificar ante la ciudadanía las políticas que se aplican, en este caso en las infraestructuras vizcaínas, sin conocimiento ni participación ciudadana. Creemos, por ello, que estas consultas, con claro sesgo de intencionalidad direccional, debieran ser gestionadas por organismos independientes que garantizaran su objetividad. Es más, creemos que, la financiación con dinero público (por cierto no cantidades menores) de ellas, roza la malversación de un dinero que, seguro, tendría un mejor fin en el conjunto de las auténticas necesidades de la ciudadanía.

Por último, no podemos menos que pedir al Sr. Pradales que se aclare. No hace mucho que comparecía también ante los medios (maldita hemeroteca), afirmando que la conservación y mantenimiento de las infraestructuras vizcaínas nos costaba 90 millones en este año. Y en esta declaración este gasto lo cifra en 54 millones. Las cifras, Sr. Pradales, le contradicen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.