[dotb.eus] Récord en la feria de artesanía con 33.681 visitantes

Ha conseguido 7.000 asistentes más que el año pasado
Momento de la inauguración

DURANGO.- La 23. Euskal Denda ha cosechado un éxito sin precedentes. Si ya el año pasado había franqueado con creces la barrera de los 25.000 visitantes, este año se ha superado a sí misma y ha logrado atraer a 33.681 personas. “Un número que se computa en la puerta de entrada y que responde con absoluta objetividad a lo acontecido a lo largo de los cinco días de feria. Todo ello supone un incremento de casi 7.000 visitantes respecto al año pasado. En lo que al gasto se refiere, las ventas mantienen el nivel de ediciones anteriores. Pero quizá lo más importante es que de nuevo pone a la artesanía en un lugar preferente para los visitantes de Durango”, explican desde Arbaso.
La Asociación de Artesanos de Euskal Herria, Arbaso, organizadores de este acontecimiento anual se mostraba muy satisfecha de los datos obtenidos. “Hemos superado cualquier record de asistencia. Ni en los mejores momentos pensamos nunca que la Euskal Denda iba a llegar a estos números. Cuando superamos los 20.000 ya nos pareció un número excepcional. Los más de 26.700 del año pasado fue un hito y lo ocurrido este año nos parece algo extraordinario ”, destacaba Bernat Vidal, presidente de Arbaso.
Un número que también ha redundado en las cifras de venta. “Desde luego depende del gremio, hay quien ha vendido más y quien ha vendido menos, pero aquel que ha venido ha gastado. Todos los visitantes se han llevado algo de la Euskal denda y con ello una parte de los artesanos”, contaba Vidal, quien destacaba, asimismo, que “somos ya un referente, la gente se acerca con ganas de comprobar las novedades y también la propia evolución de los artesanos”.
Con la mirada puesta en la edición número 24, pero sobre todo en las bodas de plata y en la búsqueda de nuevos caminos para fomentar la artesanía tradicional, el presidente de Arbaso apuntaba a que “seguiremos apostando por poner en valor a nuestros artesanos y, para ello es importante demostrarlo “in situ”. Quizá en eso radique el valor principal de la Euskal Denda, que el visitante ve trabajar a los artesanos y descubre realmente el valor que tiene lo que está expuesto”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.