[dotb.eus] Una experiencia piloto recogerá los residuos de los comedores escolares de Durango

Se recogerán los residuos orgánicos de los 7 comedores escolares para tratarlos mediante compostaje aerobio
La experiencia servirá para incrementar las tasas de residuos reciclados

DURANGO.- El Ayuntamiento de Durango pondrá en marcha próximamente una nueva experiencia
piloto en la gestión de los residuos orgánicos, concretamente un servicio de recogida que se ofrecerá a los comedores escolares del municipio para el reciclaje de los restos de comida.

Siguiendo la experiencia desarrollada durante el año 2017 en la Ikastola Kurutziaga, un agricultor local se encargará de recoger los residuos orgánicos generados durante las comidas que se ofrecen en los 7 comedores escolares de Durango, de manera que posteriormente serán transportados a su caserío para ser tratados mediante compostaje aerobio, un proceso natural y sostenible que produce como resultado un abono orgánico que será empleado en los cultivos del propio agricultor.

La alcaldesa de Durango, Aitziber Irigoras, ha manifestado que “con iniciativas como ésta, además de reducir la cantidad de residuos que llegan a los vertederos y contribuir al reciclaje, desde el Ayuntamiento buscamos que los propios alumnos y alumnas reflexionen sobre nuestro modelo de consumo, queremos que se den cuenta de la importancia que tiene el reciclaje en la mejora del medio ambiente y que pongan en valor los residuos de origen orgánico”.

La experiencia, ahora extendida a todos los comedores, servirá para incrementar las tasas de residuos reciclados y en vista de que se trata de un servicio pionero, será sometido a un seguimiento y validación antes de que pueda ser implantado de forma permanente.

La separación de los restos de comida se realizará mediante el uso de cubos específicos que diariamente serán recogidos y transportados al caserío del agricultor ubicado en el barrio de Santa Apolonia de Iurreta. Entre los residuos reciclados, se podrán clasificar tanto restos de origen vegetal, como animal, frescos y cocinados, además de las muchas servilletas de papel.

En vista de que el número de comensales al que llegará el servicio supera las 3000 personas, se espera que, en los 12 meses que durará la experiencia, se recogerá y tratará una cantidad cercana a las 100 toneladas de residuos. Además, el servicio se empleará para reforzar las campañas de sensibilización ambiental que regularmente los centros desarrollan internamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.