dotb Durangaldeko Telebista

Durango destina 145.000 euros para acabar con los resbalones del Casco Viejo

Los vecinos aprueban la medida aunque se muestran muy críticos con los numerosos problemas que siguen sin solucionarse

Los trabajos podrían comenzar en primavera tras la adjudicación

DURANGO | La administración local quiere poner fin a los resbalones en el casco histórico este año 2023. Tras las pruebas llevadas a cabo en verano, aplicando la técnica de aburdajado, golpeando repetidas veces con una bujarda que va punteando y labrando la superficie hasta dejarla con la textura deseada, ahora ha licitado por 145.000 euros poder llevar a cabo estos trabajos en todo el casco, en torno a 12.000 metros cuadrados de superficie. Concretamente la calles donde se actuará serán Barrenkalea, Artekalea,  Goienkalea, Kalebarria, Komentukalea, Andra Mari, Zeharkalea. El proyecto persigue sobre todo mejorar la adherencia del solado tipo cenia del casco histórico mediante el abujardado mecánico del solado tipo cenia. Una licitación que finaliza el próximo 23 de enero.

Críticas

Una actuación que el equipo de gobierno comunicó a los vecinos en la reunión mantenida hace unos días en el salón plenario. Sin embargo, estos trabajos quedan lejos que satisfacer las reivindicaciones de las personas que viven en casco histórico. Suciedad, ruido, la fibra óptica, el problema del aparcamiento, las cárcavas… siguen siendo los «eternos problemas» que siguen sin solucionarse. «Hace ya seis meses que presentamos una moción en el pleno, se decidió crear una mesa de trabajo y desde entonces no hemos tenido ninguna noticia hasta la reunión de hace unos días», denuncia, Jose Mari Arrillaga, presidente de DAZ. «Seguimos con los mismo problemas de siempre», añade. Por ello estos trabajos para poner fin a los resbalones en el casco viejo, aunque los vecinos ven con buenos ojos, no se muestran muy satisfechos ya que previamente no han sido citados a ninguna reunión antes de tomar la decisión de licitar estos trabajos o de valorar el ensayo que se llevó a cabo el pasado verano en Artekale y en la plaza del Ayuntamiento.

Pero el Ayuntamiento de Durango no solo ha licitado los trabajos para acabar con el suelo resbaladizo del Casco Histórico. También quiere en 2023 llevar a cabo el mapa del ruido para lo que destinará 135.000 euros. Esta actuación se desarrollará en todo el municipio aunque prestará especial atención también al casco. Y es que el plan de acción contra el ruido 2018/22 pretendía llevar a cabo un estudio acústico del ocio en el Casco Histórico a integrar en el mapa de ruido. Pero este trabajo no pudo llevarse a cabo debido a la pandemia. Ahora esa nueva actuación pretende detenerse en esta zona antigua para recoger el ruido que genero el ocio.

El objeto de la nueva licitación es elaborar un estudio relativo a la situación acústica medioambiental existente en el municipio a fin de disponer de la información necesaria para adoptar las iniciativas que permitan preservar la situación existente en las zonas libres de contaminación y, conseguir la mejora acústica progresiva en aquellas otras zonas del municipio en las que se detecte la existencia de algún tipo de conflicto acústico.

1 comentario en “Durango destina 145.000 euros para acabar con los resbalones del Casco Viejo”

  1. El problema de los resbalones en el Casco Viejo recuerda a la película «El Día de la Marmota»
    Esta claro que hay que dar una solución al problema, otra vez, pero para experimentar se hace en 10 metros cuadrados y no embaldosando todo el Casco Viejo.
    ¡Otro sobrecoste que hubiera sido evitable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.