dotb Durangaldeko Telebista

El PNV denuncia que el preacuerdo del PERI supone una ‘nueva parálisis’ de más de 6 años

Los jeltzales señalan que el Gobierno vasco planteaba una modificación del plan actual porque la propuesta del Ayuntamiento supone «la imposibilidad real de poder materializar el acuerdo hasta que no se verifique la aprobación definitiva de la modificación del PGOU»

Izaskun Urien junto a Mireia Elkoroiribe

DURANGO | EAJ PNV de Durango ha detallado el preacuerdo adoptado por el equipo de gobierno con el Departamento de Planificación Territorial, Vivienda y Transportes del Gobierno vasco, una información al que ha tenido acceso a través de una petición ciudadana realizada al Gobierno, ya que “en el ayuntamiento no tenemos acceso a esa información, hay una total falta de transparencia” señalaban en la rueda de prensa dada esta mañana la presidenta del UBB Izaskun Urien y la portavoz de EAJ PNV del Grupo Municipal Mireia Elkoroiribe.

EAJ PNV de Durango considera que el equipo de gobierno pretende validar su preacuerdo, a través de una votación, pero sin explicar a la ciudadanía lo que supone para el futuro de Durango. “Por ello hemos solicitado la información en numerosas ocasiones tanto en diciembre del pasado año como en enero y febrero, pidiendo la documentación junto a las actas de las reuniones mantenidas. Pero no hemos obtenido ninguna respuesta. Es triste tener que andar así para poder realizar nuestro trabajo como concejales de este ayuntamiento” subrayaba Elkoroiribe.

La portavoz jeltzale ha explicado que el GV planteaba desde noviembre la posibilidad de avanzar por la vía de una modificación del plan actual, mientras que el equipo de gobierno se empeña en trasladar el preacuerdo al PGOU, “algo que nos entristece, porque saben de sobra que por esa vía, supone la imposibilidad real de avanzar en el corto plazo. Su planteamiento, además de ser un mal acuerdo para Durango, supone un nuevo parón”.

Tal y como se explica en las actas a las que han tenido acceso el planteamiento del equipo de gobierno pasa por la modificación del PGOU. «Una solución efectiva que únicamente se podrá dar en el muy largo plazo, a tenor de las implicaciones propias de la aprobación de un nuevo PGOU (más de 6 años, existiendo precedentes incluso superiores). En el acta incluso se pone de manifiesto por parte del Gobierno Vasco literalmente “que el planteamiento del Ayuntamiento supone la imposibilidad real de poder materializar el acuerdo en tanto en cuanto no se verifique la aprobación definitiva de la modificación del PGOU”, critican desde el PNV.

En las actas facilitadas también se recogen las dudas sobre la posibilidad de que los inmuebles de San Agustín y Pinondo puedan ser utilizados como alojamiento dotacional o respecto a la parcela del sector industrial Eguskitza. “Es decir, se ha lanzado una votación ciudadana con la intención de validar un preacuerdo, que ni es firme, ni está cerrado, ni cuenta con una valoración económica real, ni con la necesaria certeza de su absoluta viabilidad” han señalado. Por ello, desde EAJ PNV de Durango reiteran que la votación planteada por el equipo de gobierno en estos términos es un «absoluto paripé«.

Según el PNV insistimos el planteamiento realizado supone un mal acuerdo para Durango por varios motivos. Primero, porque la propuesta presentada para el PERI no aporta ningún valor añadido a Durango. «Es más, renuncia al espacio equipamental previsto (inicialmente para Sede de EuskoTren), y con ello renuncia a la magnífica oportunidad de generar un espacio catalizador de actividad, con identidad propia, que sirva para fortalecer el papel de cabecera de comarca a Durango», señalan.

Segundo, porque supone además una pérdida considerable del patrimonio de Durango sin ninguna necesidad, por el simple hecho de justificar que reducen el número de viviendas en el ámbito lo que conlleva como contrapartida, una enorme despatrimonialización de Durango. «Desde EAJ-PNV consideramos que Pinondo Etxea y San Agustín son dos de los edificios más emblemáticos de Durango y que deberían utilizarse para otros usos más acordes a sus características, e historia y no para viviendas dotacionales, que podrían ejecutarse en cualquier otro solar destinado a Vivienda Pública», explican.

Tercero. porque este preacuerdo supone también una pérdida absoluta de gestión de las políticas municipales de vivienda, «ya que plantea ceder al GV todas las posibilidades de gestión de vivienda en Durango, lo cual nos lleva a la imposibilidad de decidir en aspectos importantes como el momento de construcción de esas viviendas, que dependerá de las necesidades e intereses del Gobierno Vasco, o los criterios para su adjudicación, que serán también los propios del GV, sin preferencia garantizada, para los y las duranguesas, al momento de esta votación».

Además de todo ello, insisten en que la ciudadanía debe saber que el planteamiento realizado por el equipo de gobierno supone una nueva parálisis, tal y como recoge el acta de la última reunión celebrada entre Ayuntamiento y GV, ya que plantean trasladar este preacuerdo al nuevo PGOU, siendo una solución que únicamente se podrá dar en el muy largo plazo (normalmente más de 6 años). Sin embargo, si avanzáramos por la vía del actual PERI rebajando las alturas de los edificios, que ha sido siempre la apuesta de EAJ-PNV, podríamos comenzar a disfrutar muy pronto de ese espacio.

EAJ-PNV considera que el PERI ferrocarril supone una magnífica oportunidad, por lo que está trabajando una propuesta alternativa que permita dar un impulso a Durango.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.