dotb Durangaldeko Telebista

Exhuman los restos óseos de un gudari de la Guerra Civil en Saibigain

Las labores de prospección de Aranzadi continuarán en 2024 ante la posibilidad de que pueda haber más restos

El Instituto Gogora tiene contacto con familiares de 11 desaparecidos

ABADIÑO | El lehendakari, Iñigo Urkullu junto a Nerea Melgosa, consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, además otros representantes políticos, han asistido esta mañana de domingo a las labores de exhumación de los restos óseos de un combatiente de la Guerra Civil en las inmediaciones de la cima del monte Saibi, Abadiño.

El equipo de la Sociedad de Ciencias Aranzadi y Euskal Prospekzio Taldea han localizado y recuperado dos restos óseos que pertenecen a una extremidad inferior, al parecer se trata de un único fémur, roto en dos, si bien el análisis antropológico posterior lo determinará. El hallazgo se localiza en la zona cercana a la cima del monte Saibi (954m.), en la capa superficial del suelo, próxima a una pista.

Han acompañado a la consejera, el viceconsejero de Memoria, Derechos Humanos y Cooperación, José Antonio Rodríguez Ranz, y la directora del Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos Aintzane Ezenarro. Con ellos, presenciando los trabajos de recuperación de restos, han estado los familiares de varios desaparecidos durante los combates en la zona.  El Instituto Gogora tiene contacto con familiares de 11 desaparecidos, con los que empezar a trabajar de cara a una futura posible identificación.

Cruentos combates que se produjeron en la zona, entre el 6 y el 15 de abril de 1937,

La documentación y los testimonios que se conservan de la Guerra Civil hablan de los cruentos combates que se produjeron en la zona, entre el 6 y el 15 de abril de 1937, por el control de la cima de Saibigain, el monte Saibi, un punto estratégico desde el punto de vista militar. Diversas publicaciones recogen, además, testimonios de cómo, tras las diferentes batallas, el lugar quedó plagado de cadáveres, de ahí el sobrenombre de ‘el monte de la sangre’ para referirse a Saibigain.

La consejera Nerea Melgosa ha hablado en primer lugar del “sacrificio” de aquellos combatientes que “dieron la vida por la libertad, la democracia y la justicia social frente a un ejército golpista, dieron su vida por su país”.  “El 14 de abril de 1937, y la batalla de Saibigain, ‘el monte de la sangre’, representa una de las fechas más heroicas en la lucha del Euzkadiko Gudarostea, estamos en deuda con aquella generación, queremos, podemos y debemos saldar esa deuda” ha añadido.

Buscar, localizar, exhumar e identificar esos restos, es en palabras de la consejera el primer paso para hacerlo. Es necesario también, según Melgosa, rendirles homenaje “recogiendo su testigo, comprometiéndonos también nosotros en 2024, aquí en Saibigain, con los mismos valores por los que dieron su vida: la libertad, la democracia, la justicia social y los derechos humanos”.

Los trabajos continuarán en 2024

Tras agradecer y reconocer el trabajo de Euskal Prospekzio Taldea, la Sociedad de Ciencias Aranzadi y el Instituto Gogora, Nerea Melgosa ha anunciado que los trabajos en la zona se extenderán en los próximos meses tras obtener una ampliación del permiso de prospección en estos parajes del parque natural de Urkiola para todo este 2024.

Al tratarse de una zona protegida como Parque Natural, el Instituto de la Memoria, la Convivencia y los Derechos Humanos solicitó un permiso para poder acometer los trabajos de prospección a la Diputación de Bizkaia. A la vista del resultado positivo de la campaña la diputación vizcaína ha renovado el permiso para continuar con estos trabajos como ha anunciado la consejera.

Así, además de los restos óseos exhumados hoy, en la campaña de prospección llevada a cabo por Euskal Prospekzio Taldea en la zona, se han encontrado restos de metralla, munición, así como objetos de carácter personal, como hebillas y restos metálicos de la indumentaria de los combatientes.

Programa de búsqueda de desaparecidos de la Guerra Civil

En los últimos veinte años el Gobierno Vasco ha recuperado 296 víctimas de la Guerra Civil y la represión franquista, y ha podido identificar a 50 de ellas, dentro del Programa de Búsqueda de Personas Desaparecidas de la Guerra Civil de Gogora. Lo hace a través de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, encargado de los trabajos de exhumación y antropología forense, y el laboratorio genético de la UPV/EHU Biomics, responsable de la identificación genética a través del contraste de las muestras de ADN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime