dotb Durangaldeko Telebista

Homenaje popular al Athletic campeón el próximo 20 de abril

La peña El Txistu organiza ‘Txapeldunak 40 urte’, una gala en el Palacio Euskalduna

El homenaje popular a los campeones tendrá lugar el próximo 20 de abril.

 EUP! | El 1 de mayo de 1983, el Athletic lograba en Las Palmas una victoria histórica que le daba el título de Liga después de 27 años. Dos días después, el equipo festejaba la gesta surcando el Nervión, y anticipando la que sería celebración del doblete al año siguiente. En el cuadragésimo aniversario de aquella primera liga de los 80, una iniciativa popular quiere conmemorar aquel triunfo memorable, y homenajear a una generación irrepetible de jugadores en el Palacio Euskalduna, frente al que los leones pasearon las copas a bordo de una gabarra cuando el hoy palacio de congresos era un astillero.

El homenaje ha sido una iniciativa de la veterana peña El Txistu, que ha contado con el apoyo entusiasta no solo de otras agrupaciones de peñistas, sino también con el respaldo de más de una veintena de empresas vizcaínas. La Sala OB del Palacio de Congresos, con capacidad para 600 asistentes, será el próximo jueves 20 de abril (20.00 horas) escenario de la gala “Txapeldunak 40 urte  40 años de un Equipo Campeón: Leones para la Historia”, que congregará a buena parte de los integrantes de una de las más exitosas generaciones de jugadores del Athletic, entrenada por Javier Clemente: los Zubizarreta, Dani, Urtubi, Sarabia, Argote, Goikoetxea, De Andrés, Sola, Urkiaga, De la Fuente…

El homenaje popular al Athletic campeón de los años 80 será también un recordatorio de las extraordinarias jornadas vividas por toda la afición junto a su equipo desde ambas márgenes de la Ría, desde el Abra hasta San Antón. Se dijo entonces que un millón de personas se reunieron para vitorear a sus leones, en una celebración sin precedentes, y que por el momento no ha habido ocasión de repetir desde entonces. La visión de aquellas imágenes trae además a la memoria una Ría del Nervión bien diferente, sin los reflejos del titanio del Guggenheim y con una industria entonces omnipresente y hoy casi desaparecida. El Palacio Euskalduna que acogerá la gala era entonces un gigantesco astillero incrustado en el mismo centro de Bilbao, que -como el resto de las fábricas situadas a ambas márgenes- paró su actividad para ver pasar la gabarra de los campeones. La imagen de sus trabajadores encaramados a sus gigantescas grúas, agitando ikurriñas y banderas rojiblancas, sigue siendo uno de los iconos de aquellas celebraciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime