dotb Durangaldeko Telebista

«Me da una pena terrible pero por mi salud tengo que traspasar la copistería»

Ana, tras siete años, espera dejar en breve el negocio de la calle Artekale en manos de gente «seria»

Ana en su caserío de Larruskain junto a sus ovejas
DURANGO | Después de siete años Ana Ipiña, nacida en Alonsotegi, residente en un caserío de Larruskain, Markina, ha decidido dejar a sus 54 años la fotocopistería de la calle Artekale, ahora Alfil, anteriormente Copister. «Se acerca el momento en que tengo que pasar por el taller para hacerme alguna reparación», relata Ana. «En estos momentos y desde hace tiempo, ya estoy teniendo serias dificultades para llevar a cabo mi trabajo y poder atenderos como necesitáis y os merecéis. Pero aquí sigo, hasta que llegue el momento, esperandoos para reír o llorar juntos», añade.
Ana señala que le da una pena «terrible» porque el comercio «tiene muy buena situación y es un negocio que, con otro nombre, durante una treintena de años dando servicio de papelería y, sobre todo, copistería», pero «por motivos de salud he decidido traspasar».
«Me gustaría que a este negocio pueda seguir acudiendo la gente porque es su casa, en busca de lo que saben van a encontrar», confiesa. «Si eres valiente y quieres garantizarte un trabajo apasionante y muy gratificante, llamame o ven a verme. Te lo voy a poner muy fácil», adelanta.
Ana añade que desea dejar en manos de gente «seria». Además señala que no lo está pasando bien y está haciendo un gran esfuerzo «por seguir con dignidad hasta que pueda».

Teléfono de contacto: 635 72 54 77

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.