dotb Durangaldeko Telebista

«A Durangaldea siempre le toca pagar»

Opinión de Juan Carlos Poderoso, Peajerik EZ

Imagen de los terrens liberados del tren en Durango

IRITZIA.- La noticia del preacuerdo entre Gobierno vasco y Ayuntamiento de Durango, sobre las actuaciones en los terrenos liberados tras el soterramiento del tren, viene a corroborar una realidad qué sufrimos en Durangaldea: Que siempre nos toca pagar sin quejarnos.

Cómo en el tema de la autopista AP-8 que venimos padeciendo ya 50 años. Sé terminó la concesión y el negocio lo sigue explotando la camarilla de la diputación a costa de nuestros bolsillos.
En los terrenos liberados tras el soterramiento, el PNV (con la servil ayuda del PSE) aplica el ultraliberalismo más de derechas posible y nos exige a la ciudadanía duranguesa «su derecho a la plusvalía patrimonial», para amortizar los costes de inversión en el soterramiento. Olvidando, al igual que hace con la autopista AP-8, qué esos terrenos le fueron entregados sin coste alguno.

Mientras tanto, y curiosamente en el Gran Bilbao, el Gobierno vasco ha construido y soterrado kilómetros de vías para el metro sin exigir nada a la decena de pueblos por los que transcurre, ninguna plusvalía, ni operaciones urbanísticas especulativas, con la que resarcirse de la inversión. Simplemente lo ha costeado con los impuestos que también pagamos los y las duranguesas.

Sirva solo como ejemplo Erandio, al igual que en Getxo, Urduliz y otros lugares, donde hace ya 33 años el Gobierno Vasco soterró las vías y la estación que también dividían al municipio, y no les exigió cinco torres de viviendas para costear la inversión, sino que dejó un espléndido bulevar en los terrenos liberados, para disfrute de los y las erandiotarras.

Esta es sólo una muestra de las muchas ocasiones en las que el Gobierno vasco realiza fuertes inversiones con dinero público, que benefician a uno o varios ayuntamientos, y lógicamente no exige a su ciudadanía una «plusvalía» por ello.

Como con el tema del peaje, el Gobierno vasco ve que la ciudadanía de Durangaldea paga sin rechistar él cada año mayor coste de la autopista, y eso durante medio siglo, pues se envalentona y carga el invento de la “nueva plusvalía” al silencioso pagador durangarra.

En Durangaldea, lugar que al parecer el PNV considera su cortijo privado, se cree con derecho a todo, y en consecuencia siempre nos toca pagar.

Juan Carlos Poderoso

Peajerik EZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.