dotb Durangaldeko Telebista

[dotb.eus] Durango prepara la nueva zona de bajas emisiones y el nuevo acceso al casco viejo

Se estrenará una nuevo lector de matrículas y además desde septiembre las calles Sanagustinalde y Barandiaran pasarán a ser peatonales los fin de semana y festivos

Los accesos estarán controlados por cámaras de lectura de matrículas

DURANGO.- La localidad prepara cambios para el mes de septiembre. A partir de esa fecha desaparecen los obstáculos que demilitan la entrada o salida al casco viejo y se pondrá en marcha un nuevo sistema de lectura de matrículas. Además desde el primer fin de semana también se ampliará la zona de emisiones bajas y asi, los festivos, sábados y domingos, las calles Sanagustinalde y Barandiaran pasarán a ser peatonales.

En este sentido, los vecinos del casco viejo que ya estén dados de alta en el sistema no deberán de hacer ningún trámite, ya que será el propio consistorio quien agilice todos los cambios. “Quienes vivan en el casco viejo verán que lo único que cambia es que se retirarán las viejas pilonas que tantos problemas daban por un nuevo sistema más moderno. En cambio, los vecinos y comerciantes de las calles Sanagustinalde y Barandiaran deberán darse de alta a través del SAC o la Sede Electrónica a partir del 1 de septiembre, para lo que les facilitaremos el trabajo lo máximo posible”, han explicado los concejales Iker Urkiza y Jorge Varela. Dicha gestión no tendrá ningún tipo de coste.

Se elimina el giro a la izquierda para lo coches que bajaban desde la calle Galtzartea hacia Sanagustinalde

Y es que uno de los nuevos cambios hará que no existan obstáculos físicos para acceder al casco viejo o a la nueva zona de bajas emisiones, por lo que deberá de ser el conductor quien deba cuidar las horas y días de acceso a dichas zonas. Para ello, el consistorio ha instalado pantallas LED en algunos de los nuevos accesos para dar avisos.

En julio comenzaron a retirar las viejas pilonas que se instalaron en 2003 en todos los accesos por un nuevo sistema de lectura de matrículas, evitando así un gasto anual de alrededor de 50.000 euros solamente en averías de las citadas pilonas.

Sin giro a la izquierda

Hoy en día alrededor de 3.500 vehículos tienen permiso para acceder al casco viejo, de los cuales solamente cerca de un millar corresponden a vecinas y vecinos, ya que el resto son proveedores, gremios, hostelería, comercios, … Con el aumento de Sanagustinalde y Barandiaran a la zona de bajas emisiones, se estima que el total de vehículos autorizados aumentará a cerca de 4.000 y se recuperarán en torno a los 25.000 metros cuadrados para peatones.

Uno de las modificaciones que traerá esta nueva zona, además del nuevo lector de matrículas y de la peatonalización los fines de semanas, será que los coches que hasta ahora bajaban por la calle Galtzareta y accedían a Sanagustinalde girando a la izquierda, a partir de ahora tendrán que ir hasta la rotonda del Gran Hotel y cambiar de sentido.

2 comentarios en “[dotb.eus] Durango prepara la nueva zona de bajas emisiones y el nuevo acceso al casco viejo”

  1. A mí lo de llamar zona peatonal al casco viejo me parece de vergüenza. El casco viejo es un espacios muy agresivo para el peatón…. El flujo de vehículos a motor es desproporcionado para que esa zona se considere “peatonal”, aparte están las bicicletas, terrazas, perros, coches aparcados, ruido, suciedad, etc. Es un estrambote desde el punto de vista de la calidad de vida. Ahora, desde las Instituciones, seguid con el mantra habitual … respetuoso con el medio ambiente, economía circular, I+D+I, kilómetros cero, etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.