dotb.eus | Gerediaga recaba información para avalar los trámites contra los responsables de los bombardeos

Gerediaga Elkartea ha elaborado un informe con datos y documentación histórica
Nombre de los pilotos que participaron en el bombardeo de Durango.Foto: Gerediaga

DURANGO.- A petición del Ayuntamiento de Durango Gerediaga Elkartea ha elaborado un informe con datos y documentación histórica para avalar los trámites en contra de los responsables de los bombardeos de 1937. Jon Irazabal ha sido el artífice desde 1984 de las investigaciones que se han llevado a cabo desde la asociación Gerediaga sobre el bombardeo de Durango y la guerra civil en el Duranguesado, y ha sido él la persona que ha coordinado el trabajo de la investigación.

En marzo se han visitado dos archivos para recopilar los datos más importantes para la actuación del ayuntamiento el del Archivo General e Histórico del Aire (Villaviciosa de Odon – Madrid-) y el Archivio Stato Maggioren Aeronautica Militare Italiana (Roma)
En estos dos archivos se encuentran los documentos correspondientes a la aviación que participó en la Guerra Civil Española. Desde 1984 y en varias visitas se ha encontrado mucha información para la investigación, pero en estas nuevas visitas la documentación encontrada cobra especial relevancia para aquellos trámites que se pongan en marcha en contra de los responsables de los bombardeos.

El estudio se ha centrado en los diarios de las escuadrillas que participaron en los bombardeos, en libros técnicos de la actividad de las escuadrillas.
Gerediaga Elkartea, por lo tanto, avalará los trámites contra los responsables de los bombardeos con tres aportaciones principales; la identificación de los autores (pilotos) de los bombardeos de Durango y la de los autores de la planificación del bombardeo y el testimonio que prueba el objetivo no-militar del bombardeo.

Gracias a la información encontrada – sobre todo en Roma – Gerediaga Elkartea suma nuevos datos a su investigación. Por ejemplo el número y tipo de bombas utilizadas constatando así que en Durango también se utilizaron bombas incendiarias y se confirma que el bombardeo de Durango fue ejecutado por tres bombarderos. Un cuarto bombardero detectó problemas mecánicos y tuvo que volver a la base militar de Soria.

También se han podido saber los nombres de los militares italianos que participaron en el bombardeo. “Oficialmente” los militares italianos no participaron en la Guerra Civil Española, por eso todos utilizaban un alias. En la mayoría de los casos se han encontrado los dos nombres, el natural y el alias.
Las últimas visitas a los archivos han sido fructíferas, pero hay información que no se ha podido encontrar; por ejemplo el diario de la escuadrilla 213. Esta escuadrilla fue la responsable de bombardear la tarde del 31 de marzo de 1937 las instalaciones ferroviarias de Durango. Por lo tanto, no se tienen datos exactos de la tripulación de la escuadrilla ni del material utilizado.

31 de Marzo de 1937 – Bombardeo de Durango (Resumen elaborado por Gerediaga)

Planificación y responsables
En el mes de marzo de 1937, tras constatar la dificultad de tomar en un plazo breve Madrid, el General Franco proyecta doblegar el reducto republicano del norte que aglutina las tierras de Bizkaia, Santander y Asturias. Las líneas generales de esta ofensiva ya habían sido redactados meses antes y tras la decisión de activarla se retoman la misma concretando la planificación militar. Planificación que es desarrollada por el teniente coronel Juan Vigón y el general Alfredo Kindelán “Jefe del Aire” de la España Nacional. Los cuales a la hora de programar la actividad aérea contaron con la ayuda de Hugo Sperrle, Comandante en Jefe de la Legión Cóndor, y de Wolfram von Richthofen, jefe del Estado Mayor de la Legión Cóndor. Según se desprende de las anotaciones del diario personal de Alfredo Kindelán el resto de los altos mandos militares sublevados contra el gobierno de la República como el General Franco, General Mola, General Solchaga e incluso el General Vicenzo Velardi, Comandante en Jefe de la Aviazione Legionaria en el Continente tiene conocimiento del desarrollo de dicha planificación la cual es consensuada y refrendada por los mismos. Desde un inicio en esta planificación el arma aérea cuenta con un gran protagonismo señalándose incluso que los ataques, contraviniendo lo señalado en el tratado de Ginebra de 1932 y otros precedentes, se harán sin consideración de la población civil.

Autores del bombardeo
Tras una primer pretensión de arrancar la “Ofensiva General” el 30 de marzo se determina que se de inicio el 31 de marzo. Por lo que respecta al bombardeo de Durango y Elorrio se asigna el mismo al contingente de la Aviazione Legionaria italiana destacada en Soria y Logroño. ( Las fuerzas expedicionarias italianas remitida a España dentro de la colaboración O.M.S [Operazione Militare Spagna], tras el revés sufrido por sus tropas en Guadalajara, están en fase de reestructuración y a efectos prácticos funcionan como una unidad agregada al la estructura de la Legión Cóndor cumplimentando las acciones asignadas por ellos.)

El 31 de marzo de 1937 la escuadrilla 214 del grupo XXIV de Bombardeo Pesado [BP] “Pipistrelli” destinado en Soria recibe la orden firmada por Ferdinando Raffaelli la orden de bombardear Durango. A tal efecto despegan del aeródromo de Soria, comandados por el propio Ferdinando Raffaelli, los Savoias nº 1, 2, 5 y 6 cargados cada uno de ellos con 20 bombas de 50 kilos y 4 bombas incendiarias de 20 kilos. Los cuatros aviones se dirigen a Logroño donde tras unirse a los mismos, con misión de escoltarlos, nueve cazas Fiat CR.32 de la escuadrilla nº 5 “La Cucaracha” enfilan hacia Idiazabal desde donde se dirigirán a su objetivo de bombardeo, Durango. En este periplo detecta problemas mecánicos el Savoia 81 nº 6 que regresa a su base en Soria abortándose su participación en el bombardeo que finalmente será ejecutado por 3 bombarderos.

Bombardeo de la mañana
En torno a las 8:30 los Savoia 81 inicia el bombardeo arrojando las primeras bombas en la calle Kurutziaga frente a la antigua ermita de la Vera Cruz. Durante los siguientes siete minutos los tres aviones arrojan en los 350 metros lineales que se sitúan entre la ermita de la Vera Cruz y las casas de la calle Zumalakarregi anexas al rio Mañaria la cantidad de 3.240 kilos de explosivos. Entre los numerosos edificios derruidos por las bombas destacan las iglesias de Santa Maria de Uribarri y San Jose de los Padres Jesuitas que fueron alcanzadas cuando se estaba oficiando misa en las mismas. Así mismo otro de los lugares que aglutino gran numero de víctimas fue el pórtico de Santa Maria habilitado para celebrarse el mercado agrícola semanal al estar ocupado por el ejército vasco la Plaza del Mercado habitual.

Bombardeo por la tarde
A la tarde nuevamente Durango sufrió otro bombardeo también ejecutado en esta ocasión por los aparatos nº 1, 2 y 5 de la escuadrilla 214 del grupo XXIV de Bombardeo Pesado [BP] “Pipistrelli” sitos en Soria escoltados por siete cazas CR.32 del la escuadrilla nº 5 del grupo “La Cucaracha”. En esta ocasión el eje del bombardeo fue Zeharkalea, que urbanísticamente constituye la travesía del casco viejo, y espacios adyacentes a la misma.

En este ataque vespertino también participaron tres Savoias 81 correspondientes a la escuadrilla 213 del mismo grupo XXIV de bombardeo cuya objetivo constituyeron las instalaciones ferroviarias de Durango donde se aglutinaban los talleres, andenes, depósitos de material rodante etc.

Tanto a la mañana como a la tarde tuvieron lamentablemente un gran protagonismo los cazas que escoltaron a los bombarderos por los ametrallamientos que, contraviniendo la legislación del momento, desarrollaron a baja altura sobre la población mayoritariamente civil perfectamente visible e identificable como no combatientes.

Víctimas
La cifra de víctimas es innumerable. Los heridos fueron contabilizados por centenares. Por lo que respeta a los muertos ha sido posible redactar una lista nominal de 300 personas y una de desconocidos que aglutina a 61 muertos. Es posible que algunos de los muertos constituyan en realidad muertos o heridos, posteriormente fallecidos, en el frente de guerra y que fuesen inscritos como fallecidos en el bombardeo de Durango. También puede haber algún caso de duplicidad al inscribirse en la lista nominal algún muerto por testimonio familiar u otra fuente y hallarse incluido en la de desconocidos redactada e 1937 por el Gobierno Vasco. Visto estos precedentes , por el momento, la cifra adecuada podría ser de 336 víctimas

¿Por qué bombardearon Durango?
En cuanto a la finalidad del mismo visto que el objetivo del bombardeo fue el casco viejo de Durango por la similitud, según informe de Von Richthofen, de su trama y sus construcciones a las de las poblaciones de los países occidentales de Alemania y no los elementos de interés militar que albergaba, excepto el bombardeo de las instalaciones ferroviarias en la tarde del 31 de marzo, Gerediaga cree  que el mismo se pudo ejecutar para estudiar la destrucción causada sobre las edificaciones por los diferentes tipos de bombas utilizados para mejorar la eficacia de las mismas; propagar mediante el terror la desmoralización de la población y de las tropas combatientes, suscitando una opinión clara de la inutilidad de combatir a las tropas nacionales y consecuentemente forzar la rendición del Gobierno Vasco; y mostrar a la comunidad política internacional y especialmente a los gobiernos francés y de Gran Bretaña mediante el bombardeo de Durango, la quema de Gernika o la destrucción de otras localidades, su actitud bélica agresiva de la que haría uso Adolf Hitler y su Reich si fuese necesario para la consecución de sus demandas expansionistas.

DOTB

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *