[dotb.eus] “Han sido meses muy distintos, con mucho trabajo, momentos duros y jornadas muy largas”

  • 386
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    386
    Shares
Las y los voluntarios de Cruz Roja Duranguesado recuperan su día a día, después de unos meses de intensa actividad por el Covid-19

Voluntarios de Cruz Roja Duranguesado

AMOREBIETA-ETXANO. – Inmersos en la nueva normalidad y después de dejar atrás meses de intensa actividad, la base de la Cruz Roja de Amorebieta-Etxano ha decidido poner sus ambulancias en estado nueve para recuperar su actividad anterior al estado de alarma, aunque el equipo humano y la familia de las y los voluntarios seguirán de cerca el día a día por si tienen que volver a estar disponibles nuevamente.

Alain Bravo, Esti Cámara, Leire Belmonte, Oscar Abasolo, Endika Iñurrieta, Oscar Filgueira y Henry Albarado son solo una pequeña parte de la red de voluntarios de la Cruz Roja Duranguesado. Una red que cuenta con la ayuda altruista de más de 60 personas, que no han dudado en seguir dedicando su tiempo y esfuerzo a la lucha frente al covid-19, y a la que también se han sumado más de medio centenar de nuevos voluntarios para cubrir servicios básicos durante la pandemia.

Durante los últimos tres meses y medio, han realizado más de 500 asistencias sanitarias y traslados, atendido a cerca de 1.500 beneficiarios, realizado 1.300 llamadas de seguimiento, cientos de repartos de medicamentos y entregas de alimentación e higiene y de mascarillas quirúrgicas. Una labor que Juanan Heredero, presidente de la asamblea comarcal de Cruz Roja Duranguesado reconoce que no ha sido fácil. “Han sido meses muy distintos, con mucho trabajo, momentos duros y jornadas muy largas, pero el confinamiento también nos ha permitido disponer de más tiempo para organizar turnos, guardias y poder ayudar a la gente. Ahora toca volver a nuestra rutina”, explica.

Y es que desde el inicio de la actual crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma, las y los voluntarios de la delegación de Cruz Roja Duranguesado, han sido parte activa de la gran red de apoyo que se tejió en la comarca para tratar de mejorar el día a día de los colectivos más vulnerables y ayudar a frenar la curva de contagios “ofreciendo una cobertura sociosanitaria a nivel municipal, comarcal, provincial e incluso autonómico”, apunta Alain Bravo.

Vuelta a la normalidad

Con el fin del estado de alarma y en la nueva normalidad, la base de Cruz Roja del Duranguesado vuelve a recuperar su día a día previo a la pandemia con coberturas previntas en actos sociales como en las fiestas culturales de Zaldibar. “En los próximos dos meses queremos bajar un poco el ritmo de las y los voluntarios y sobre todo volver a cargar pilas por si tenemos que volver a estar en red. Sin ninguna duda si habría alguna petición o alguna necesidad volveremos a estar disponibles siempre que hagamos falta”, aseguran.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.