[dotb.eus] Iurreta Plazaratu reabre la Abadetxea para “impulsar la vida cultural del pueblo”

  • 37
    Shares
Quieren convocar una reunión con los vecinos, con el objetivo de trabajar por “una buena convivencia”

Decenas de personas han tomado parte en la reapertura

IURRETA.- El  movimiento vecinal  Iurreta Plazaratu ha reabierto esta mañana las puertas de la Abadetxea o Casa Cural con la intención de “impulsar la vida sociocultural del pueblo. Considerándolo un espacio abierto, cualquier persona o asociación que esté interesado podrá utilizarlo”.

Según han adelantado “se ha informado a la gente de la reapertura y en los próximos días se hará lo mismo con las asociaciones”. Además quieren convocar una reunión con los vecinos, con el objetivo de trabajar por “una buena convivencia”

La agenda cultural arrancará mañana domingo, a las 17:30, con un acto de cuentacuentos a cargo del artista local Eñaut Aiartzaguena. Además, se ha hecho un llamamiento para el auzolan durante toda la semana.

Una petición respaldada por 500 vecinos y 27 asociaciones

Desde el movimiento vecinal explican que desde sus inicios hace dos años, Iurreta Plazaratu ha reclamado la apertura de Abadetxea, “entendiendo que es un edificio importante para la reactivación de la plaza y el pueblo”. Desde febrero, se ha hecho llegar la reclamación al obispado varias veces, de forma directa y a través de la parroquia local. Esa misma petición fue enviada en junio con las firmas de 500 vecinos y 27 asociaciones locales. “También se adjuntó una propuesta para acordar la utilización del edificio. Pero, durante todo este tiempo, no ha llegado ninguna respuesta por parte del obispado. De este modo, se ha decidido empezar a utilizar la casa cural. Porque Abadetxea es del pueblo”, subrayan.

Iurreta, 1739

La casa cural fue construída por el Ayuntamiento de Iurreta  en 1739. Con el objetivo de dar cobijo a los curas que ejercían en el pueblo, llegaron a un acuerdo en el que se recogía que, llegado el caso, si no lo necesitarían lo devolverían al ayuntamiento. Pero en 1898 el edificio fue inscrito en el registro a nombre del obispado. A parte de las funciones eclesiásticas, durante el siglo XX la casa fue un punto de encuentro para movimientos y grupos, gracias a que primero el cura Julen Kaltzada y después otros curas abrieron las puertas.

Es por ello que Abadetxea tiene un valor muy grande para el pueblo. Desde que se incendió en el 2006 permanece vacía, y ya ha llegado la hora para la reapertura, para que vuelva a ser patrimonio vivo del pueblo.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.