[dotb.eus] Salud levanta la alerta medioambiental tras mejorar la calidad del aire en Zaldibar

  • 70
    Shares
Según el último informe se constata un descenso en los niveles de furanos y dioxinas
Esta tarde ha tenido lugar la rueda de prensa de Osakidetza

ZALDIBAR.- El Gobierno vasco ha decidido esta tarde levantar la alerta sanitaria que se decretó el pasado viernes sobre una población de 48.000 habitantes, correspondientes a Ermua, Eibar y Zaldibar, tras el derrumbe del vertedero. Lakua ha dado a conocer esta decisión tras conocer los análisis del CSID de las muestras correspondientes a los días 10, 11 y 12 de febrero, donde se recoge que el nivel de dioxinas y furanos fue muy inferior a los detectados en la muestra del día 9, cuando se midieron niveles 50 veces por encima de lo recomendable.

Según estos análisis en las zonas urbanas los niveles que la semana pasada se dispararon hasta 50 veces más, han vuelto a la nornmalidad.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha levantado las medidas de carácter preventivo en el entorno del vertedero Verter Reciclyng de Zaldibar, tras la extinción del incendio y al constatar los análisis del CSIC la reducción significativa de dioxinas y furanos en el aire de la zona respecto a las que originaron las recomendaciones dadas el pasado día 14 de febrero.
La decisión se ha dado a conocer esta tarde, a instancias del comité de expertos que ha evaluado los resultados de los últimos análisis de muestras realizados por el Centro Superior de Investigaciones Científicas, entidad de referencia en contaminación ambiental. Precisamente, la investigadora del CSIC y experta en este campo Begoña Jiménez, ha participado en la rueda de prensa ofrecida en Bilbao para informar a la opinión pública, en la que han intervenido también el viceconsejero de Salud Pública del Gobierno Vasco, Iñaki Berraondo; Jesús Ibarluzea, técnico de Salud Pública e investigador en Biodonostia; y Aitana Lertxundi, profesora de Medicina Preventiva y especialista en medio ambiente de la EHU-UPV.
En total (además de la muestra inicial tomada el 9 de febrero), han sido 9 las muestras recogidas entre el 10 y el 16 de febrero, con el fuego aún activo, por tanto, y enviadas al CSIC. Según los expertos, es importante contar con todas esas muestras porque es lo que permite estudiar la evolución a lo largo de varios días y contextualizar los datos.
Los resultados recibidos hoy mismo desde el CSIC indican que los niveles de dioxinas y furanos muestran una clara tendencia descendente. Esa constatación, unida al hecho de que el incendio esté extinguido desde el pasado martes, ha motivado la decisión compartida junto al grupo de expertos de levantar las recomendaciones de precaución y prevención dadas la semana pasada.
No obstante, el viceconsejero de Salud, Iñaki Berraondo ha señalado que las mediciones, seguimiento, control y vigilancia, tanto de la calidad del aire como de la del agua, van a mantenerse, en coherencia con el principio de precaución que ha guiado la actuación del Departamento de Salud, desde donde se recuerda que los índices de dioxinas y furanos solo suponen un riesgo para la salud en caso de exposiciones elevadas y prolongadas en el tiempo.
Iñaki Berraondo ha subrayado la importancia que ha tenido la extinción de los incendios en la evolución favorable de la calidad el aire de la zona. En ese sentido, ha explicitado su agradecimiento a los cientos de profesionales y voluntarios volcados en las últimas semanas en las labores de extinción, y también mostraba su gratitud al conjunto de técnicos de salud pública del Departamento de Salud y a la UPV/EHU, por la tarea llevada a cabo en coordinación con los técnicos del Departamento de Medio ambiente del Gobierno Vasco.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.