[dotb.eus] [vídeo] El durangarra Derek Doyle nombrado Oficial de la Orden del Imperio Británico

  • 263
    Shares
El Cónsul Británico acudió en diciembre con su familia al palacio de Buckingham
Derek Doyle durante la entrevista en dotb

DURANGO.- Derek Doyle, nació en Escocia, creció en Inglaterra y tiene sangre Irlandesa. Fue en 1973 cuando el amor le trajo hasta Durango y desde 1980 trabaja en el consulado británico. Primero como agregado comercial, y después como Cónsul Británico en Bilbao. Fue el pasado año, en julio, cuando decidió jubilarse, aunque sostiene que “le apasiona su trabajo” y aún todavía a fecha de hoy confiesa que “me gustaría seguir en activo”.
Derek, junto a su familia, su esposa Rosa y sus tres hijos, viajó hasta Londres. Allí fue protagonista en el palacio de Buckingham, donde el príncipe Charles le nombró oficial de la orden del imperio británico, diez años antes había sido nombrado miembro por la reina Isabel II. Derek muestra con satisfacción la medalla que le entregó la Casa Real Británica. “Me emocioné cuando entré en el salón y vi a mi familia esperando”, recuerda. “Fue el príncipe Carlos con uniforme de la fuerzas aéreas el que me impuso la medalla. La reina tiene 93 años y se habla que dejará los poderes a su hijo este año”, explica Doyle.

 

Una vida intensa

Derek llegó a Durango en agosto de 1973 con 22 años, recién salido de la universidad. Ahora recuerda que llegó sin saber ni una palabra de castellano y recorría la calles de la villa con un diccionario en la mano. “La gente fue muy amable conmigo, no sabía hablar castellano, les pedía ayuda y todos me respondían”, señala un agradecido Derek. En principio llegó aquí para un año, pero su relación con Rosa “la jefa” se fue afianzando y “desde entonces estoy viviendo en Durango”.

Derek recuerda además como conoció a su media naranja en Newcastle, saliendo de misa. “Todavía me acuerdo cuando le pregunté a Rosa por la hora, le dije si los números eran iguales también en España”, sonríe. “A partir de ese momento estuvimos un año, terminé la carrera y vinimos aquí, con la gran suerte que tuve de entrar de profesor en Deusto, donde estuve durante tres años”, añade. “En unos años trabajé también en Compresores Samur, dando clases de inglés”, comenta, mientras agradece sinceramente de aquella oportunidad a su director gerente, a Luis Pérez Zubizarreta . Aquella profesión le dio la oportunidad de viajar por todo el mundo durante cinco años y aquello supuso un antes y un después. “Gracias a esos viajes conocí a gente que trabajaba en embajadas de otros países y me pareció un trabajo fantástico poder ponerte a disposición de las empresas para ponerle en contacto con el socio adecuado con el fin de que hicieran negocios”, recuerda Doyle.
Así en uno de los viajes conoció que había un puesto en el Consulado Británico y pudo entrar en 1980 como agregado comercial. “Posteriormente salió la oportunidad de optar a ser cónsul y puedo decir que he tenido una suerte magnífica en mi trayectoria”. Derek señala también que “no sería correcto nombrar solo algunos nombres de personas que le han ayudado, “porque han sido muchos”. Puntualiza además que “he conocido a gente que escribirá en la historia de este país”.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.