dotb Durangaldeko Telebista

El Ayuntamiento habilitará 117 plazas para residentes del casco viejo en vez de las 54 actuales

El equipo de Gobierno presenta varias mejoras como la falta de adherencia del suelo, la calidad acústica, la conexión a internet o la iluminación

Una de las medidas será mejorar la adherencia del suelo

DURANGO | El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Durango presentará este miércoles en el Pleno una batería de medidas dirigida a mejorar ciertos aspectos del casco viejo. Todo ello a raiz la moción que defenderá DAZ – Durangoko Alde Zaharra-. Para ello, ha propuesto un Plan integral de actuaciones que propone consensuar con las y los vecinos del casco viejo. Con esta propuesta, responsables municipales responden a la solicitud realizada por la asociación Durangoko Alde Zaharra (DAZ) para tratar de resolver ciertas mejoras en el casco viejo de la localidad. Las mejoras, estarán dirigidas a aspectos como la falta de adherencia del suelo, la calidad acústica, la conexión a Internet o la iluminación.

Respecto al suelo resbaladizo, portavoces del equipo de Gobierno han recordado que este problema viene desde principios de 2000, cuando se optó por urbanizar el casco viejo con el actual pavimento. Con el objetivo de mejorar la adherencia del suelo, la Oficina Técnica del Ayuntamiento se encuentra solicitando presupuestos, y esta misma semana se realizará una prueba piloto para analizar sus resultados. La prueba se realizará en la plaza adyacente al ayuntamiento y en un trame de Artekale, tras lo que se analizará qué respuesta ofrece y si se consigue la adherencia deseada.

ILUMINACIÓN | Sobre a la iluminación de ciertas partes del casco viejo, en este momento el Ayuntamiento se encuentra redactando los pliegos para un nuevo contrato que posibilitará el cambio de la iluminación. En cuanto al pórtico de Santa María, el Presupuesto de este año ya incluye una partida bianual de 687.518 euros para su renovación completa, lo que también incluye nueva luminaria.

En torno a la solicitud de más plazas de aparcamiento por parte de DAZ, el Ayuntamiento ha acordado destinar 117 plazas para residentes del casco viejo en vez de las 54 actuales, lo que supone doblar la cantidad inicialmente prevista. Este aumento se realizará una vez que entre en marcha el nuevo servicio de la OTA en septiembre. Con la nueva OTA instaurada, se realizará un seguimiento específico para ver si son suficientes o se deben seguir aumentando en calles como San Francisco o Galtzareta.

Respecto al ruido en las calles, responsables municipales han recordado que en 2020 estaba previsto realizar el estudio acústico del casco viejo para, antes de iniciar un plan de Acción, contar con resultados reales y actualizados, ya que el último estudio se realizó en 2008. De todas formas, con la llegada de la pandemia y el cierre de la hostelería, los resultados no serían representativos de la realidad, por lo que se consensuó con DAZ retrasar dicho análisis, según informan fuentes municipales.

Una vez superada la pandemia, la Oficina Técnica propone realizar dicho estudio el primer trimestre de 2023, lo cual también será acordado junto a DAZ.

Además, en aras de mejorar la calidad acústica de Durango y ordenar el uso de los espacios públicos, se están elaborando varios borradores para las ordenanzas.

Una ordenanza para la regulación de conciertos y eventos similares.

Una ordenanza para regular la utilización de aparatos emisores musicales, tales como altavoces portátiles, discotecas ambulantes, equipos de sonido portátiles, etc…

Una ordenanza para la regulación de los equipos musicales de las barracas.

Una ordenanza de ocupación de espacio público que, entre otros aspectos, también regulará diferentes aspectos que mejorarán la Calidad Acústica.

Por último, sobre la implantación de la fibra óptica en el casco viejo, responsables municipales han achacado a ciertas compañías telefónicas la falta de inversión para respetar la normativa de protección patrimonial que existe en todos los cascos viejos de Bizkaia. En ese sentido, este mismo jueves el Ayuntamiento comenzará una ronda de reuniones con empresas telefónicas, con el objetivo de diseñar unos criterios globales a la hora de hacer este tipo de instalaciones. De ese modo, y marcando unos mínimos y respetando la protección patrimonial que tiene el casco viejo, se quieren plantear diferentes escenarios según la realidad de los edificios para poder instalar fibra óptica.

Proponemos la creación de un Plan Integral para el casco viejo que responda a sus solicitudes. Creemos que este plan debe hacerse en colaboración con las y los propios vecinos de la zona, ya que son ellas y ellos quienes mejor conocen el día a día del barrio. Por eso, tendemos la mano a DAZ para, de manera conjunta, seguir mejorando la calidad de vida de las y los vecinos de la zona”, han explicado los concejales Aritz bravo y Jorge Varela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.