dotb Durangaldeko Telebista

«Nos hemos encontrado con sorpresas en el anteproyecto para cubrir el velódromo»

La presidenta de la Mancomunidad de Durangaldea, Idoia Otaduy, repasa en DOTB los proyectos del ente comarcal

Idoia Otaduy en DOTB durante la entrevista

DURANGO | Desde el pasado mes de septiembre la edil berriztarra de EH Bildu, Idoia Otaduy es la nueva presidenta de la Mancomunidad de Durangaldea, cogiendo el relevo de Mireia Elkoroiribe, actual alcaldesa de Durango. Otaduy repasó en DOTB los primeros meses de su mandato en el ente comarcal.  Acción social, la recogida de residuos, la prevención de drogodependiencias son algunos de los servicios de gestiona la Mancomunidad de Durangaldea, ubicada en estos momentos en el edificio del Elkartegi de Landako. Uno de los objetivos del actual equipo de gobierno de EH Bildu es comprar el edificio la diputación y aglutinar todos los servicios, incluídos los sociales que en estos momentos están ubicados en el edificio de Galtzareta, propiedad del Ayuntamiento de Durango. «El Elkartegi tiene 20 años, hemos contratado una arquitecta para ver su deterioro y con ese informe se ha ido a Diputación para renegociar el precio», adelanta Otaduy. «No vamos a comprar a cualquier precio», puntualiza.

Otaduy es la presidenta junto a Ainara Otxotarena, alcaldesa de Mañaria, ambas están al frente del ente comarcal. En diciembre se aprobaron los presupuestos que alcanzan lo 9,15 millones y que según Otaduy con «continuistas».

«Ahora parece que todo el mundo se ha olvidado de Durangaldeko Ekogarapen Gunea»

En la anterior legislatura se puso en marcha el proyecto del DEK -Durangaldea Enpresa Ekimena- integrado por la Mancomunidad de Durangaldea, Ayuntamiento de Amorebieta-Etxano, Maristak, Asociación de Empresarios de Durangaldea, Diputación de Bizkaia, junto a Iurreta y Zornotza Lanbide Heziketa. En estos momentos la presidenta del ente es Idoia Otaduy, aunque sostiene que no es un organismo de la Mancomunidad, solo tiene la presidencia, pero podría también recaer en el Ayuntamiento de Amorebieta. «Según los estatutos debe ser un ente público», explica.

DEK anunció el pasado año el proyecto Durangaldeko Ekogarapen Gunea, un proyecto que aúnaría formación superior, investigación, emprendimiento, nuevos sectores y oportunidades de negocio en un edificio cuya ubicación estaría en los terrenos antiguos de Fundifés en Tabira. Sobre este proyecto, Otaduy explica que «se presentó en marzo de 2023, unos meses antes de las elecciones municipales y así es fácil presentar una maqueta, unos plazos… el papel lo soporta todo y luego hay que cumplirlo. Ahora parece que todo el mundo se ha olvidado. No es un proyecto de la Mancomunidad, que quede claro». La presidenta adelanta también que primero hay que descontaminar el terreno antes de las obras, «no se ha dado ningún paso y veo muy improbable que las obras comiencen en 2025».

Cubrir el velódromo de Berriz: «Cuesta mucho dinero»

Otro de los proyectos que se pusieron en marcha en la legislatura pasada fue el cubrimiento del velódromo de Berriz. Otaduy responde que han recibido un anteproyecto y «la parte política tiene que actuar con rigor. Hay que hacer una valoración y analizar las sorpresas que nos hemos encontrado. Esto también se vendió con una foto, pero no es una realidad. Solo se ha dado el primer paso, puede ser un peaje para todos los ayuntamientos, cuesta mucho dinero».

Otaduy adelanta que hay que valorar previamente el uso que se le quiere dar al velodrómo una vez cubierto. «¿Qué tipo de velódromo queremos hacer una vez cubierto?», se pregunta la presidenta del ente comarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime