[dotb.eus] [vídeo] La Feria de Artesanía de Durango abre sus puertas “a flor de piel”


52 artesanos, 13 nuevos, presentan sus trabajos hasta el domingo en la plaza dsl mercado
El artesano berriztarra, Felix Larrañaga, ha recibido el diploma al mejor stand del año pasado
Momento de esta mañana en l inauguración de la feria

DURANGO.- La Asociación para el fomento de la Artesanía Tradicional de Euskal Herria, Arbaso, ha inaugurado este medio día la edición número 24 de la Euskal Denda. Un año más la plaza del mercado de Durango volverá a ser el macro-escaparate del sector y un referente sin igual, para el sector artesano. Una nutrida representación institucional encabezada por la alcaldesa de Durango, Ima Garrastatxu, acompañada de buena parte de su corporación y de miembros de Gerediaga han dado por inaugurada esta nueva edición.

Con un ramo cada vez más diversificado, amplio, heterogéneo y ecléctico, del cinco al ocho de diciembre, los visitantes disfrutarán de cada uno de los 52 expositores y su producción artesanal, al tiempo que podrán participar en demostraciones y exhibiciones que, como siempre, les permitirá adentrase en el mundo de los oficios manuales. La Euskal Denda volverá a ser, por tanto, un encuentro ineludible para comprobar que la artesanía es un sector vivo, prueba de ello es la renovación en el número de artesanos que acude por primera.

Felix Larrañaga ha recibido el diploma

Del total de 52 firmas artesanas que se concitarán en Durango, el 25% de los asistentes, es decir, un total de 13 firmas son novedad en la plaza duranguesa. Una circunstancia que deja constancia tanto de la renovación generacional del sector, como de la necesidad del apoyo institucional a un gremio, que se encuentra en plena efervescencia y revolución.

“A flor de piel”

“A flor de piel” será el lema elegido para esta vigésimo cuarta edición y es que a flor de piel llevan tatuados los artesanos la pasión por sus oficios, el sentimiento por un trabajo que aúna en si mismo tanto la potencia y el sostenimiento de un sector económico, como el mantenimiento de buena parte de nuestra cultura. Oficios tradicionales que van evolucionando y que, en ocasiones, dejan atrás parte de su esencia, para buscar nuevos canales de encuentro con la demanda de la sociedad.
El objetivo de la Euskal Denda es difundir y profundizar en el fomento y también la comercialización de la artesanía, con el sello de haber sido realizada en Euskal Herria. Por todo ello, esta es una ocasión sin igual para que el público conozca el trabajo en vivo del artesano, cuestión más que necesaria para descubrir a estos profesionales. La artesanía vasca tiene calidad suficiente para traspasar fronteras y en esa dirección se está trabajando en los últimos tiempos, convirtiéndose en el “leiv motiv” de muchas de sus acciones.

Por supuesto como no podía ser de otra manera, un año más, la Euskal Denda, contará con representantes de todos los territorios vascos. El espacio marca los ratios, los 1.600 metros cuadrados de la plaza del mercado, hace imposible el crecimiento de la Euskal Denda en cuanto al número de productores presentes. Así las cosas, serán un total de 52 los artesanos provenientes de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi y Nafarroa. Además la Feria se verá ampliamente renovada en lo que a las firmas se refiere y es que 13 de los profesionales presentes serán novedad. Esto supone que el 25% de los artesanos son inéditos en esta plaza, aportando frescura al evento.

Por territorios, una vez más Bizkaia se pone a la cabeza con el mayor número de representantes. Serán un total de 24. Gipuzkoa estará presente con diez firmas, muchas de ellas pioneras, procedentes de Araba llegarán ocho y desde Nafarroa viajarán nueve. De los territorios de Ipar Euskal Herria llegará un artesano procedente de Lapurdi.

Por sectores, este año destacan en número el sector textil, en sus diferentes versiones, pues entre sus 10 artesanos los hay que se dedican a los complementos, a la moda propiamente dicha, o a la confección de fieltro. Es por tanto un segmento del sector en claro avance. La joyería no se queda atrás contando con la presencia de seis talleres artesanos de otros tantos productores. Sin olvidar el sector agroalimentario que se ha hecho un importante hueco en la Euskal Denda con seis especialistas, los mejores en su campo y cuyos productos ocupan un lugar más que especial en estas fechas que se acercan.

 

De Durangaldea

Una vez más la comarca del Duranguesado contará un lugar estelar dentro de la Euskal Denda y es que serán seis, los artesanos de la comarca los que asistirán a este encuentro. Todos ellos repiten, dado el elevado éxito de sus piezas en anteriores ocasiones. Se trata de Anitha Mol, de Elorrio, con trabajos de bisutería con alas de mariposa cultivada y otras novedades que presentará en primicia en la Euskal Denda. La ceramista y grabadora Rosa Etxabe. El taller de restauración Restaurarte, ganador del mejor stand en 2010. El joyero Eneko Unzalu, también de Durango. El berriztarra Felix Larrañaga, tallador de madera y cuyo expositor recibió el beneplácito del público en la pasada edición, logrando el premio al mejor stand 2018 otorgado por los visitantes. El grupo lo completa la joven elorriarra de Gorakat, que asiste por tercer año consecutivo.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.