[dotb.eus] EH Bildu lamenta la “falta de empatía” del PNV y PSE con los votantes de la consulta

“En el Landakogunea se juntó muchísima gente diferente: votantes de todos los partidos, personas que no se identifican con ningún partido y también gente que nunca ha votado” 
Imagen de las colas en Landako Gunea el pasado domingo

IRITZIA.- ¡Enhorabuena a todos los durangueses! Estamos muy contentos con los resultados de la consulta popular del 14 de marzo. La situación no ha sido fácil: la pandemia, una consulta organizada en pocos meses, la campaña del miedo y el boicot a la consulta por algunos partidos… Por encima de todo esto muchos durangueses y duranguesas han decidido votar. Y los partidos que formamos el gobierno municipal hemos asumido el firme compromiso de escuchar a la ciudadanía y respetar los resultados. 

Viendo los resultados, el 94,4% de los votantes ha apostado por parar el PERI y realizar un nuevo proyecto participativo, y solo el 5,2% por construir las 5 torres y nuevas 554 viviendas. La participación ha sido mucho más alta de lo habitual en consultas populares similares, un 28,5%, 10 puntos por encima de la consulta celebrada en Basauri en 2017. En comparación, el Gobierno Vasco formado por EAJ-PNV y PSE-EE, que será el interlocutor del Ayuntamiento, sólo recibió los votos del 26% del censo en las elecciones de 2020. Tanto la legitimidad de la consulta como la del Gobierno son, por tanto, equiparables. 

El 14 de marzo votaron 7.076 durangueses, y en Landakogunea se juntó muchísima gente diferente: votantes de todos los partidos, personas que no se identifican con ningún partido, y también gente que nunca ha votado. Los barrios con más participación han sido los más cercanos al antiguo ferrocarril: Sasikoa, Madalena, Alluitz, Matadero, la Avenida y Ezkurdi. Por el contrario, la participación más baja se ha dado en San Fausto, en Tabira y en el Casco Viejo. La participación por barrios deja claro que es un problema que sienten especialmente las zonas más cercanas, donde el número de votantes casi se ha duplicado en comparación con los barrios más alejados. 

Algunos carteles que durante la campaña han aparecido en los barrios de Sasikoa y Madalena muestran claramente el enfado y la preocupación de los vecinos, y tras hablar con ellos han agradecido profundamente que por primera vez se les haya dado la oportunidad de pronunciarse sobre este tema. Por lo tanto, lamentamos que el PNV y el PSE de Durango califiquen de “pérdida de tiempo”, “sinsentido” o “minuto de gloria” a la participación ciudadana, porque demuestra una preocupante falta de empatía con los vecinos de la zona. Tampoco entendemos el motivo de la agresiva campaña que se ha llevado a cabo para intentar deslegitimar la consulta y los resultados, lo que nos parece un grave insulto a todos los durangueses. 

En cuanto a las personas que no se han acercado a votar, está claro que la mayoría ha optado por no participar en la decisión por falta de información, de interés o por la pandemia, mientras que el seguimiento al llamamiento de los partidos de la oposición a abstenerse en el último momento ha sido minoritario. Pretender interpretar el deseo o la voluntad de los abstencionistas en favor propio sólo puede hacerse desde la vanidad o la ignorancia. Sólo 372 personas votaron en contra de la retirada del proyecto vigente, lo que sin duda indica que el apoyo al PERI que se aprobó en 2006 es minoritario. 

Durante 130 años hemos pagado la división de nuestro pueblo e infinitas molestias por la presencia en Durango de talleres que servían al mantenimiento y reparación de trenes de Euskotren en beneficio de todos y cada uno de los usuarios. Desde hace varias décadas el soterramiento y desdoblamiento del ferrocarril que atravesaba Durango ha sido estratégico para ETS porque era un paso imprescindible para la modernización del transporte público. Al igual que la construcción del metro de Bilbao las infraestructuras públicas las pagamos con nuestros impuestos, por lo que no se puede entender la pretensión de que los durangueses deban pagarlo dos veces. 

Desde el primer día que llegamos al Gobierno municipal hemos mostrado una voluntad sincera de negociar. Aunque hayan esperado hasta vísperas de la consulta, hemos recibido con esperanza que tanto PNV como PSE hayan reconocido públicamente que la construcción del actual PERI y de 554 nuevas viviendas está fuera de lugar, conscientes de la impopularidad del proyecto que aprobaron en 2006. Nos alegramos mucho de que hayan dado este pequeño paso en la dirección que venimos advirtiendo desde hace tiempo. Esperamos poder actuar juntos en defensa del proyecto participativo que decidan los durangueses, y que animen al Gobierno Vasco y a ETS, que gobiernan sus partidos, a no poner obstáculos en este camino. La obligación de las instituciones públicas es garantizar y mejorar la calidad de vida de toda la ciudadanía. 

El mandato ciudadano ha sido claro: ahora nos toca retirar el plan PERI 1 Ferrocarril e iniciar un proceso de participación ciudadana. Tendremos que colaborar para que todas las instituciones públicas y partidos políticos respeten los resultados y se hagan realidad, dejando de lado los intereses partidistas. Porque el pueblo manda y los gobiernos obedecen. Desde el 14 de marzo el PERI 1 Ferrocarril es un proyecto del pasado. 

EH Bildu cumple lo que dice, y dice lo que cumple. La participación ciudadana en asuntos estratégicos es un hábito sano y necesario, un modelo de gobernanza que debemos seguir promoviendo conjuntamente. Cuando en 2019 EH Bildu llegó a la alcaldía junto a Herriaren Eskubidea firmamos nuestro compromiso de celebrar la consulta popular, y hemos cumplido nuestra palabra, pese a que la pandemia haya condicionado que nuestros proyectos vayan más despacio de lo que quisiéramos. 

Ahora tenemos que dar un salto hacia adelante. Los durangueses quieren otro proyecto que, para superar esta crisis, garantice un futuro a los jóvenes, con amplios espacios para los mayores, y que genere ilusión. Es una buena oportunidad para activar un proceso de creación, para practicar la escucha activa. Y detrás de ese proceso no habrá solo un equipo de gobierno, sino que habrá miles y miles de personas. Tal y como manifestó la alcaldesa Ima Garrastatxu la mañana del 14 de marzo, “cambiarán los políticos y los partidos, pero iniciativas como esta quedarán en la memoria colectiva”

Para finalizar, desde EH Bildu queremos dar nuestro reconocimiento y nuestro más sincero agradecimiento a todas las personas que han hecho posible esta consulta popular: a la gente de Erabaki, a las y los voluntarios del día de la consulta, y a periodistas y trabajadores municipales. Si no fuera por su incansable trabajo habría sido imposible llevar a cabo la consulta. ¡Enhorabuena a vosotros/as, y enhorabuena a todo Durango! 

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.