[dotb.eus] Exigen a dos fundiciones de Durango que reduzcan los niveles de benceno

“Por debajo de los indices establecidos por la ley, pero mantenidas en el tiempo” según un estudio de la calidad del aire encargada por Lakua
Imagen del medidor móvil instalado en Ziritza

DURANGO.-El Gobierno vasco ha hecho un requerimiento a dos empresas de fundición ubicadas en Durango para que presenten un plan de acción para corregir las emisiones de benceno en el proceso de producción. Una campaña intensiva de control del aire llevada a cabo por la Viceconsejería de Medio Ambiente en la localidad ha determinado la existencia de trazas de este compuesto, por debajo del umbral legal pero mantenidas en el tiempo, un episodio del que ha sido informado hoy oficialmente el Ayuntamiento de Durango. Este mismo Departamento ha emplazado a las empresas a poner en marcha medidas correctoras en el plazo máximo de un mes.

Los niveles de benceno detectados tanto en el interior como en el exterior de las dos factorías es inferior al valor límite permitido anualmente (5 microgramos por metro cúbico de aire)

Según explican desde el Gobierno vasco, durante los trabajos de control se detectaron rastros de este hidrocarburo aromático y muy volátil que no tenían explicación en las actividades industriales que tienen lugar en Durango. Esta circunstancia motivó una investigación más exhaustiva del laboratorio móvil, que finalmente fijó el origen del benceno en el entorno de dos fundiciones del municipio. Sin embargo, el compuesto no es utilizado en este tipo de plantas y tampoco existen referencias científicas que documenten alguna vinculación. Fue por ello necesario profundizar en la investigación, lo que se hizo en colaboración con la Universidad del País Vasco.

El estudio, recientemente concluido, ha hallado que los picos de emisión de benceno se producen en una fase concreta del proceso de producción y que es debido al material utilizado en algunos moldes al entrar en contacto con la colada a altas temperaturas. Durante toda la investigación se ha contado con la colaboración de las dos empresas y asimismo se han mantenido diversas reuniones con la Asociación de Fundidores de Euskadi. Los niveles de benceno detectados tanto en el interior como en el exterior de las dos factorías es inferior al valor límite permitido anualmente (5 microgramos por metro cúbico de aire). Sin embargo, su presencia habitual ha llevado a la Viceconsejería de Medio Ambiente a poner en conocimiento de esta circunstancia a otras áreas del Gobierno Vasco concernidas, como Salud Pública, Osalan e Industria, y a concertar con ellas una batería de medidas para minimizar la exposición a esta sustancia, uno de los veinte productos químicos más utilizados, que es potencialmente peligrosa.

Medio Ambiente ha hecho un requerimiento a las dos empresas para que presenten un plan de acción para corregir la emisión de este compuesto en el proceso de fundición

Conforme a sus competencias, la Viceconsejería de Medio Ambiente ha hecho un requerimiento a las dos empresas para que, dentro de la Autorización Ambiental Integrada que disponen, presenten un plan de acción para corregir la emisión de este compuesto en el proceso de fundición. A su vez, Osalan va a contactar con las dos fundiciones y con los servicios de prevención que les prestan su cobertura con el fin de comprobar si este riesgo de exposición está contemplado en la evaluación de riesgos y, en su caso, si está medido y controlado y puestas en marcha las correspondientes medidas preventivas y si se realiza la vigilancia de la salud con los protocolos específicos adecuados a los riesgos Por su parte, la Dirección de Salud Pública ha reforzado las medidas de vigilancia sobre la salud de la población, si bien los registros de vigilancia epidemiológica estudiados reflejan niveles normales de incidencia de patologías asociadas a la inhalación de benceno, homologables a las del resto de las comarcas de Euskadi.

La Viceconsejería de Medio Ambiente ha trasladado hoy oficialmente al Ayuntamiento de Durango el informe sobre la calidad del aire del municipio que recoge los detalles de las investigaciones realizadas y sus conclusiones. El Ayuntamiento también ha sido informado de las actuaciones que ya se han puesto en marcha para asegurar la calidad del aire y la salud de las personas. Elena Moreno ha manifestado que, “a pesar de que los niveles detectados están por debajo de los límites permitidos, se ha realizado un intenso trabajo técnico para identificar el origen y poder así actuar en la eliminación de esta emisión de un compuesto potencialmente peligroso”. “Se están dado ya los pasos necesarios para una pronta solución del problema”, ha añadido la viceconsejera de Medio Ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.