[dotb.eus] Una sentencia obliga a Izurtza a pagar más de un millón de euros a una empresa

El fallo ha sido recurrido por la administración y el PNV considera “muy grave y dura”
Imagen de la BI-623 que atraviesa Izurtza FOTO: dotb.eus

IZURTZA – Con fecha del pasado dos de marzo el Ayuntamiento de Izurtza gobernado por EH Bildu, presentó el recurso a una sentencia que le obliga a pagar 1.089.238,88 euros a la empresa Garaunza SL, en concepto de cantidad de más sufragada como cargas de organización del polígono de Arbizolea realizados por parte de esta empresa hace más de una década.

En el pleno celebrado ayer entró en debate la respuesta condenatoria de la justicia con respecto a la urbanización a la que tuvo que hacer frente Garaunza SL, cuando en 2007 decidió construir su zona industrial en uno de los márgenes de la BI-623, justo detrás de la gasolinera de la localidad. En este emplazamiento la empresa demandante contaba con varios terrenos de su propiedad y para poder construir un edificio industrial tuvo que suscribir un convenio en 2007 con el Ayuntamiento, en el que según se recoge en la sentencia se acordó que la empresa se encargaría de realizar la urbanización de los suelos adyacentes al pabellón industrial, ceder dos suelos situados fuera del ámbito para la construcción de una rotonda y ejecutar un proyecto de urbanización que abarcaba gran parte del sector Arbizolea. Unos trabajos que para Garaunza supusieron el desembolso de casi dos millones de euros.

Años después, concretamente en 2014 el Ayuntamiento de Izurtza suscribió un convenio con el resto de las empresas para urbanizar el polígono antiguo abonando cada uno de ellos su parte, pero sin contar con Garaunza SL. Este hecho hizo que en 2016 decidiera presentar un recurso al Ayuntamiento para que estas empresas abonaran también la parte de los trabajos que él sufragó en un primer momento. El consistorio optó por no responder y este silencio administrativo derivó en un contencioso que por el momento condenaría a las empresas y a la administración local de forma subsidiaria por “una gestión urbanística del ámbito totalmente anárquica y alejada de cualquier criterio de coherencia”.

Ayer, los responsables municipales aseguran que lo hicieron así por considerar que se trata de dos unidades de ejecución diferentes y por tanto no pertenecientes al mismo polígono. “El polígono Arbizolea es el polígono industrial viejo que se rige en base a las normas subsidiarias de 1996 y el edificio Garaunza y sus lonjas se hicieron después con otro acuerdo y leyes nuevas”, explicó la alcaldesa Lorea Muñoz, de EH Bildu.

El PNV, por su parte, valora la sentencia de 37 páginas como muy dura y grave. La jeltzale Aroa González reprochó al equipo de gobierno que el recurso se haya presentado antes de haberse ratificado en el pleno, que no se les haya informado con más antelación y por tanto no tener el tiempo suficiente para estudiar el contenido que podría derivar en una pérdida económica muy importante. También lamentó que “no es la primera vez que la administración local comete errores” refiriéndose al dinero que se perdió en 2015 por el PGOU.

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.