dotb Durangaldeko Telebista

EUP! Athletic txapeldun!; el jueves por fin zarpará de nuevo La Gabarra

Los rojiblancos se imponen ante el Mallorca en los penaltis

Athletic, txapelduna!

TXAPELDUNAK | La Copa ya es nuestra de nuevo. Kopa da gurea. La 25. La que se resistía tanto. Los leones de Ernesto Valverde se han llevado el trofeo en una final de infarto ante el RCD Mallorca, que se decidió en la tanda de penaltis después del empate a uno. El Athletic ganó la suerte fatídica por 4-2, con Julen Agirrezabala de protagonista y Berenguer marcando el último penalti.

El jueves por fin zarpará de nuevo La Gabarra, como homenaje a este superequipo, que ya se ha asegurado además disputar la Europa League y ahora buscará con menos presión la Champions. Una victoria para una afición fantástica. Sancet igualó el tanto inicial de Dani Rodríguez en la segunda parte y en un encuentro muy complicado, Julen Agirrezabala emergió con un paradón en la prórroga y otro en los penaltis. Raúl García, Muniain, Vesga y Berenguer hicieron pleno.

Bajo un increíble ambiente en Sevilla, tomada por seguidores del Athletic, el encuentro nació con muchos nervios. Los de Valverde amagaron primero, en un zurdazo de Galarreta que Greif envió a córner. Muriqi respondió con otro intento desviado por Agirrezabala.

El jueves por fin zarpará de nuevo La Gabarra

En el minuto 20, llegó un doloroso golpe, cuando Dani Rodríguez cogió un balón suelto tras una intervención del portero y mandó la pelota cruzada a las mallas. Se ponía mal el asunto, pero quedaba un mundo. Guruzeta probó a Greif y en el 39’, los leones vieron cómo les anulaban el 1-1 por un fuera de juego de Nico Williams tras pared con Yuri. El propio Nico tuvo otra opción de restablecer la igualada. Eran los mejores momentos de los leones, pero llegó el descanso.

Y entonces emergió Julen para sacar un disparo cruzado de Larin. El Athletic se lanzó al abordaje y empató con una acción de Nico Williams que Sancet mandó a las redes. La Cartuja rojiblanca estalló de júbilo. Era el minuto 50. Y los leones entonces sí desarbolaron a los bermellones. Lástima que no aprovechase Iñaki otra gran acción de su hermano para matar la final. Parecía que el Athletic era más, pero el Mallorca se agarró al encuentro como dignísimo rival. La Ría es nuestra, fiesta grande en Bilbao. Ernesto Valverde, el número 1 en partidos, nos ha llevado a esta gran gesta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Disponible para Amazon Prime