[dotb.eus] “La situación es crítica, estamos facturando el 8% y la empresa se está devaluando”

  • 295
    Shares
La empresa durangarra Autocares Mallabia se muestra preocupada por la situación del sector y denuncian que siguen sin cobrar la indemnización del Gobierno Vasco por la suspensión de los contratos del transporte escolar

Las hermanas Nerea y Susana Fernández de Autocares Mallabia.

DURANGO . – La pandemia mundial ha paralizado el mundo durante los últimos meses y a pesar de estar recobrando cierta normalidad, el futuro sigue estando lleno de incertidumbres de cara a las consecuencias sanitarias, sociales y económicas. Muchos son, sin duda, los sectores afectados y en este contexto se encuentran las empresas de transporte escolar que, tras el parón de su actividad en marzo, no levantan cabeza. Por ello, este viernes se celebró una multitudinaria marcha con destino a Lakua sede del Gobierno Vasco, donde las empresas de autocares denunciaron su situación de abandono y reclamaron el pago de la indemnización que les corresponde por Ley. Uno de los muchos autobuses que participó en la manifestación fue precisamente el de Autocares Mallabia, la única empresa de autobuses de Durango.

Las hermanas Nerea y Susana Fernández, responsables de Autocares Mallabia, explican que desde el inicio de la crisis su actividad quedó totalmente paralizada. “La situación es crítica puesto que estamos facturando el 8% y la empresa se está devaluando. Estamos haciendo frente a los pagos de los leasing mensualmente y las pólizas de seguro y luego que los autobuses estén tanto tiempo parados a la hora de ponernos en marcha será muy peligroso porque saldrán averías por todo el tiempo que están parados. Volver a arrancar nos supondrá mucho dinero porque empezamos haciendo gastos de personal, gasoil, ITVs, tacógrafos y averías y los cobros se realizarán mínimo a dos meses” relata Susana.

Temporada perdida
Con todo, Susana asegura que las previsiones de futuro tampoco son muy esperanzadoras. “La previsión es estar en estado normal sobre marzo del 2021, puesto que nuestra actividad se basa en el ocio y muchas familias, equipos deportivos, asociaciones de jubilados… y estarán tocados. En estos momentos nuestra facturación fija no existe, no tenemos colegios ni equipos deportivos, no se realizan bodas ni salidas de asociaciones o amigos. Nuestra temporada fuerte comienza sobre el 15 de marzo al 15 de julio y lo hemos perdido todo”, lamenta.

Y es que sin posibilidad de realizar viajes escolares, realmente el único ingreso fijo con el que cuentan, la situación es muy difícil de mantener. “El gobierno Vasco es nuestra fuente de ingresos más importante y estamos sin cobrar nuestra indemnización porque no quieren casi ni tan siquiera escucharnos y esto conllevará a una huelga a partir del 7 de septiembre sino cobramos dicha indemnización”, adelanta Susana.

Si la situación no cambia, empresas como Autocares Mallabia en activo desde 1979 podrían verse obligados a cesar su actividad, a pesar de estar adaptados a las circunstancias actuales. “Lo que es obligatorio son las mascarillas y podemos tener el 100% ocupación. Contamos con geles hidroalcohólicos en todos ellos y la desinfección se hace a través de pistola de vapor”, explica.

En definitiva, el impulso que necesitan es que se les abone cuanto antes la indemnización que les corresponde y que poco a poco puedan recuperar sus pasajeros para arrancar su flota de autobuses y seguir sumando kilómetros.

Autocares Mallabia denuncia la grave situación del transporte escolar

Utzi erantzuna

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Gune honek Akismet erabiltzen du zaborra murrizteko. Ikusi nola prozesatzen diren zure erantzunen datuak.