dotb.eus | Del siglo XII al XXI a través del caserío Besoitaormaetxea de Berriz

Una investigación que se ha llevado a cabo con la colaboración entre el ayuntamiento de Berriz, la Diputación y Gerediaga
En Besoitaormaetxea se han obtenido datos importantes sobre la evolución del caserío 

BERRIZ.- Unas obras de renovación para el caserío Besoitaormaetxea de Berriz fue el comienzo de todo un proceso de investigación arqueológica a través de la cual se ha descubierto cómo se construían los antiguos caseríos y su evolución. Los estudios realizados en este caserío, sito en la barriada Sallobente de Berriz, prueban por primera vez, científicamente, la evolución del caserío vasco. Gracias a los restos que se han podido datar sabemos que ya en el S.XII existía en ese mismo lugar una edificación anterior, una cabaña de planta rectangular. Es más, la investigación demuestra que Besoitaormaetxea es un buen ejemplo del origen y evolución del modo de vida del caserío vasco, en sus distintas etapas.

Fue en 2014, cuando a raíz del proyecto de renovación del caserío Besoitaormaetxea de Berriz, el Ayuntamiento de Berriz se puso en contacto con el área de patrimonio de la Diputación Foral de Bizkaia, quien tras dar el visto bueno a dicha renovación iniciaron conjuntamente las investigaciones arqueológicas.

La empresa Gakoa fue la encargada de la intervención arqueológica. Conocedores de la importancia que podrían tener los hallazgos, acudieron a Gerediaga Elkartea y se inició un trabajo en común. Para divulgar los resultados del trabajo se ha publicado un tríptico, se ha producido un pequeño video y se organizarán varias presentaciones, para lo que hemos contado con la ayuda inestimable de la Diputación Foral de Bizkaia y el Ayuntamiento de Berriz. Este trabajo de investigación ha recibido la ayuda económica de la Diputación para el cuidado, investigación y divulgación del patrimonio etnográfico de Bizkaia. El Ayuntamiento de Berriz ha editado un vídeo-documental junto con Labayru en el que se explican las características de dicho caserío.

En las catas arqueológicas del 2014 se pudo analizar todo el suelo del caserío. (No es lo habitual. Normalmente los sondeos se realizan en una superficie de unos pocos metros). En gran medida, esa es la razón por lo que la investigación ha dado tan buenos resultados, según la arqueóloga Teresa Campos, de Gakoa.

El trabajo arqueológico se completó con estudios estratigráficos, modelajes en tres dimensiones y tanto flotaciones como dataciones radio-carbónicas. Esta última prueba (gracias a la prueba del C14 se han analizado las micro-partículas de carbón aparecidas en los agujeros de poste y silo) ha demostrado la existencia de una cabaña rectangular en el S.XII, en el mismo lugar donde se ubica actualmente el caserío Besoitaormaetxea. Las técnicas estratigráficas han mostrado una cabaña anterior a esa fecha y de aspecto redondo, pero sin una datación definitiva por falta de materia analizable.
Hasta ahora, dos caseríos han servido como ejemplo para ilustrar la evolución del caserío vasco desde un punto de vista arqueológico y arquitectónico: Landetxo-Goikoa de Mungia (Olentzero baserria) e Igartubeiti en Itsasondo. La diferencia es, que no se realizaron dataciones de los agujeros de poste encontrados. Por ello, Besoitaormaetxea es el ejemplo que, científicamente, prueba las hipótesis barajadas hasta ahora.
Besoitaormaetxea permite estudiar en un mismo edificio los diferentes sistemas de producción y modos de vida. Así se puede interpretar cuál ha sido la evolución del caserío, sus diferentes aspectos y usos y las costumbres de sus habitantes. En esta investigación, donde el punto de partida ha sido arqueológico, también se ha trabajado con criterios arquitectónicos y etnográficos. Con estos datos obtenidos se ha podido demostrar científicamente toda la línea de la evolución histórica del caserío vasco, y ahora Besoitaormaetxea puede considerarse el ejemplo que constata lo que hasta ahora era sólo una teoría.

Tanto la Diputada de Cultura, Lorea Bilbao como la presidenta de Gerediaga, Nerea Mujika y el alcalde de Berriz Orlan Isoird destacaron la importancia de la colaboración, gracias al cual se ha podido llevar a cabo esta importante investigación. Isoird agradeció además a la familia propietaria del caserío que ha facilitado que todo ésto haya sido posible.

El próximo 16 de junio tendrá lugar la presentación del vídeo-documental editado por el Ayuntamiento de Berriz y dirigido a los y las berriztarras a las 19,00 h. en el caserío Besoitaormaetxea.

DOTB

Durangaldeko Informazioa eta Albisteak. Información y Noticias de Durangaldea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *