dotb Durangaldeko Telebista

Las cigüeñas insisten en anidar en Durango a pesar de las dificultades con los alambres

Algunos vecinos han solicitado al Ayuntamiento instalar una infraestrcutura que facilite poder anidar en Durango

Imagen de la cigüeña intentando anidar en la antena

DURANGO | Dicen que a la tercera suele la vencida, pero tal vez esta pareja de cigüeñas, que lleva semanas sobrevolando Durango, a la segunda logre sus propósitos. Y es que llevan varios días intentando hacerse un hueco entre el laberinto de alambres colocados en la antena instalado sobre el edificio de Telefónica. El año pasado lo lograron, pero este parece que estas aves se han puesto serias y palo a palo, rama a rama, buscan construir una base que se convierta en un futuro nido.

Fue en 2019 cuando se les vio criando en un nido de la antena, pero en aquellas ocasión no consiguieron criar ningún polluelo. Años atras tuvieron más suerte, concretamente en 2015 lograron crear una familia de cinco, con tres cigúeñas que abandonaron el nido por primera vez.

Son aves protegidas, pero el gran peso que soportan las antenas por los nidos que construyen, entre 300 y 500 kilos, hacen poner en peligro la estructura. Por ello, todos los años intentan impedir que las cigüeñas aniden, para lo cual se colocan alambres. «Puede haber excepciones para la retirada de un nido en pleno ciclo reproductor cuando se acredite que existe peligro para las personas, como la caída de una torre u otra estructura por el peso», señalan los técnicos.

Algunos vecinos de la localidad durangarra, preocupados por la situación y viendo las dificultades que tienen las cigüeñas para anidar confirman a DOT que han acudido a la Alcaldía de Durango para proponer a la administración local a poner una infraestructura acorde a las necesidades de estas aves. Sin embargo lamenta que su proposición ha caído en saco roto ya que no han obtenido respuesta alguna.

Por su parte los técnicos añaden que, «las cigüeñas son unas aves muy testarudas y si se empeñan en construir el nido en el lugar que más apropiado ven ellas, lo conseguirán, tal y como ha pasado en Durango». Estas mismas fuentes apuntan que «andan tarde», ya que otras parejas ya tienen los huevos en sus nidos «ya veremos», pronostican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.